La Mejor Información Deportiva

Punto y aparte

0

En el inicio de la jornada 32, el Málaga y el Sporting terminaron repartiendo puntos.

Se abría el telón de una nueva jornada en La Liga 123 con un partido que enfrentaba a dos equipos que venían de ganar: Los comandados por Juan Ramón Muñiz vencieron a domicilio al Gimnastic de Tarragona, mientras que los dirigidos por José Alberto López llegaban al campo del Málaga con la moral bien en alto tras ganar 1-0 el derbi ante el Real Oviedo.

La Rosaleda 

El campo del Málga es históricamente un reducto sumamente complejo para los asturianos ya que, de 24 partidos entre ambos, en tan solo en cuatro se fue victorioso: Su última victoria data del encuentro por Copa de la Liga en el año 1983 en donde los rojiblancos se impusieron por 1 a 0. 

Tenencia pero sin profundidad

En cuanto al tramite del partido, el Málaga fue el claro dominador del balón teniendo una posesión del 70% en gran parte de los primeros 45 minutos. La primera situación fue para los locales: Iván Alejo remató adentro del área y su disparó se fue lejos del palo defendido por Diego Mariño.

Los primeros minutos fueron de intensidad para los locales que iban en búsqueda de abrir el marcador, pero la fortuna iría para la visita: Adrián González derribó a Cristian Salvador y el arbitro no dudó en marcar la pena máxima. El encargado del lanzamiento fue Uros Djurdjevic que lo cambio por gol en el minuto 19, sacándose la espina del penal errado el domingo. De esta manera el delantero balcánico alcanzó su octavo gol en la liga y volvió a marcar tras siete jornadas. Los dueños de casa no se desesperaron con el resultado en contra, pero no lograron llegar con peligro al arco visitante.

 Estando ya en la segunda mitad, el Sporting tuvo la posibilidad de estirar la ventaja con un tiro de Peybernes que se estrelló en el travesaño. En el minuto 62 salió reemplazado el autor del gol (se retiró molesto) y en su lugar ingresó Pablo Pérez que solamente duró cuatro minutos en cancha tras tirarse al piso y barrer a OntomañoEl partido quedaba once contra diez, pero tan solo por algunos minutos ya que en el minuto 71 Diego González veía la roja tras un codazo a Alex Alegría. 

El Málaga siguió intentando la igualad teniendo a Iván Hernández como ejecutor de los laterales al área, y de esa manera llegó a la igualdad: En el 82 Blanco Leschuk le ganó la posición a Babin para definir en el área chica y estampar el 1 a 1 definitivo.

Final no apto para cardíacos  

Los minutos finales fueron frenéticos; Los de Muñiz iban a por la victoria, mientras que los rojiblancos visiblemente agotados físicamente defendían la igualdad.  

En el último minuto cualquiera de los dos se pudo llevar la victoria: Robin Lod remató al palo su tiro libre, y de contra lo tuvo de cabeza el ingresado Yevhen Seleznyov, pero Mariño mostró todos sus reflejos evitando la caída de su valla con un manotazo salvador. 

Fue empate al final y un punto para cada uno. El Málaga llega a las 55 unidades y puede quedar a cinco puntos del Granada en busca del ascenso directo, mientras que el Sporting cortó su racha de victorias en fila quedándose con 46 puntos a seis puntos del Playoff que pueden ser ocho si el Mallorca vence en su visita al Arcángel. 

Lo que viene

Al conjunto blanquiazul se le viene una final en la jornada siguiente: Visitan al Granada, en cambio el Sporting volverá a jugar fuera de casa cuando visite al Tenerife en busca de ese preciado sexto puesto.

Deja un comentario