La Mejor Información Deportiva

¿Puede el Nástic seguir soñando con la permanencia?

0

Quedan 8 jornadas por disputarse. Matemáticamente, el Nástic todavía está a tiempo de salvarse, pero, siendo realistas, la situación es algo compleja. Analicemos las posibilidades que tienen los tarraconenses de permanecer en la Segunda División.

Toda la temporada ha sido un suplicio para el Gimnástic de Tarragona. De mal en peor, aunque con algunas pinceladas de esperanza, que, más tarde, serían borradas y se quedarían en simples espejismos. Desde inicio de campaña, el conjunto de Tarragona ha habitado las posiciones bajas de la tabla.

La salvación nunca ha estado cerca, pero siempre ha sido el objetivo. Ahora ha llegado el momento definitivo para dar la campanada y remontar la situación. Aunque, eso sí, es un sueño algo utópico. Pero, de vez en cuando, lo imposible se torna real. Y el Nástic se remite a la fe para confirmarlo.

Son once puntos los que le separan de la salvación y hay 24 en juego. Las matemáticas confirman que todavía hay alguna, aunque mínima, posibilidad. Ganar en todos los partidos y confiar en que sus rivales, Extremadura y Lugo, no tengan mucha suerte en sus respectivos encuentros.

Enrique Martín no es de los que suelen rendirse tan fácilmente. Su carrera como técnico es lo suficientemente amplia como para saber que estos hitos suelen suceder en este maravilloso deporte. Aunque tampoco es un ignorante.

Todos saben que es complicado. Y mucho. Prácticamente imposible. Y más, teniendo una plantilla prácticamente renovada en el mercado invernal, con apenas tiempo para adaptarse a esta dura realidad. Pero, al fin y al cabo, es cuestión de trabajo.

Imagen vía: LaLiga

Además de suerte, mucha suerte, lo que necesita el Nástic es pelear. Tarragona es una ciudad repleta de historias romanas y no hay mejor ejemplo de guerreros exitosos que la Antigua Roma.

Los últimos ocho rivales del Nástic son: Granada, Extremadura, Mallorca, Córdoba, Elche, Alcorcón y Lugo. Los rivales son factibles, a priori. Destaca el partido de la próxima jornada frente al Extremadura. No ganar a un portentoso Granada y luego tampoco hacerlo frente a su rival más directo por la salvación sería el adiós definitivo.

Como decimos, es un objetivo algo irreal y fantasioso. El descenso es prácticamente una realidad, y en el club lo saben. Sueñan pero son realistas. Ganar todos los partidos es una meta complicada teniendo en cuenta la dinámica del equipo. Sabiendo que tienen un pie y tres cuartos en Segunda División B, buscarán salir victoriosos de las próximas batallas y esperar que absolutamente todos los astros se alineen para lograr una permanencia quimérica.

Imagen principal vía: Nàstic de Tarragona.

Síganme en @ikersicr y sigan toda la información y la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario