La Mejor Información Deportiva

Pobre Quique Setién

0

Quique Setién, el menos malo de la película, es el más cargado de responsabilidades.

Las aguas están muy revueltas en Barcelona. Está siendo la peor temporada del conjunto culé en los últimos años. Empezó esta vuelta al fútbol como líder de LaLiga Santander a 2 puntos por encima del Real Madrid. Tras 6 partidos, 3 victorias y 3 empates, ha dejado el liderato a merced de los blancos. Lo más increíble y más surrealista, es que la culpa entera parece de un entrenador que ha llegado en febrero.

Quique Setién se ganó por méritos propios ser entrenador del F.C. Barcelona. Pese no a salir muy bien de la U.D. Las Palmas y del Real Betis, logró poner tanto a canarios como a béticos en uno de los puntos más altos de su historia. El técnico cántabro tiene una idea clara pese a que es difícil de encajar. Ni su estilo ni su carácter le están sirviendo para asentarse en el Barcelona pero todo eso no puede ser culpa solo suya.

View this post on Instagram

El primer paso, de momento ⚽️

A post shared by Quique Setién (@qsetien) on

Podemos coincidir que a Quique Setién le queda grande el traje de entrenador del F.C. Barcelona, no tiene suficiente mano izquierda, y que la temporada que viene, si no es antes, no estará dirigiendo al conjunto culé. Sin embargo, el problema que atraviesa el equipo catalán no puede estar enfocado en el entrenador. Es más, el cántabro es el técnico que finalmente ha apostado por Riqui Puig y Ansu Fati. Una apuesta por chavales que todo el entorno culé estaba pidiendo.

No ha entrado bien a ese vestuario. Muchos pesos pesados no le aguantan. Ni a él, ni a su segundo entrenador Eder Sarabia. Una dupla que se complementa a la perfección. Ellos intenta establecer una idea, están haciendo su trabajo. No obstante, todo hace ver que la plantilla no apoya al técnico cántabro. Por no hablar de una directiva que cada vez hace peor las cosas. En conclusión, en términos vulgares, le están haciendo la cama.

En resumidas cuentas, es posible que no sea apto para el cargo, pero los jugadores no le quieren y los que más mandan todos sabemos de que lado se van a poner. Al final, Quique Setién, con la liga casi perdida, solo seguiría si gana la Champions, cosa improbable. Como en todos los equipos, cuando las cosas van mal, el primero que cae es el entrenador. A veces no es del todo justo, pero esto es fútbol.

 

Imagen principal: F.C. Barcelona.

Síganme en @davizuco99 y sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instragram: @vp_deportivo.   

Deja un comentario