La Mejor Información Deportiva

Pickles, el perro que recuperó la Copa del Mundo

0

Meses antes del inicio del Mundial de 1966, disputado en Inglaterra, el trofeo Jules Rimet fue robado en una exhibición en Londres. Una semana más tarde, Pickles lo encontró escondido en una caja, entrando en la historia del fútbol inglés y mundial.

Resultado de imagen para pickles perro

El domingo 20 de Marzo de 1966, el trofeo otorgado al campeón del mundo, fue sustraído de la exposición de filatelia Stampex de Stanley Gibbons, en el Methodist Central Hall de Westminster, un lugar en pleno centro de la capital inglesa.

Stanley Rous, presidente de la FIFA por aquél entonces, aceptó prestar la estatuilla con la condición de que fuera transportada y vigilada 24 horas del día por una empresa de seguridad acreditada, además de asegurarla por 30000 libras. Sin embargo, el trofeo no estaba vigilado a todas horas; la exposición cerraba sus puertas temporalmente por la celebración de la misa, por lo que se cree que el ladrón aprovecho ese instante para ingresar por la puerta trasera del recinto y llevárselo sin dejar rastro.

La noticia fue todo un escándalo internacional, la Asociación Inglesa de Fútbol (FA) junto con las autoridades del Reino Unido, unieron esfuerzos para intentar recuperarlo lo antes posible y que no cundiera el pánico.

Días más tarde, los autores del robo realizaron una llamada al entonces presidente del Chelsea FC, Joe Mears, para indicarle que habían dejado un paquete en el estadio Stamford Bridge. Al abrirlo, encontraron una pieza del trofeo junto a una demanda de 15000 libras esterlinas para su devolución.

Con el paso de los días, el esfuerzo de las autoridades por encontrarlo no daba resultados, empezando a ser el hazmerreír del mundo entero. La preocupación de la FIFA y del gobierno británico era máxima, barajando diferentes posibilidades para la resolución del problema.

Resultado de imagen para pickles perro

Pero la solución no fue dada por ninguna organización, ni tampoco por ningún cuerpo policial ni de investigación. En su paseo matinal, un perro de raza collie, de color blanco y negro y de nombre Pickles, comenzó a olisquear los arbustos de una carretera del sur de Londres, encontrado una caja que albergaba un objeto. Su dueño, David Corbett, se dio cuenta inmediatamente que su perro había encontrado la estatuilla robada, la cual llevó rápidamente a la policía.

“Por entonces, el IRA (Ejército Republicano Irlandés) andaba suelto, así que pensé que era una bomba, pero la curiosidad me ganó. Rompí un poco la caja y vi una inscripción que decía: Brasil, Alemania, Uruguay. Volví a casa corriendo y le dije a mi mujer: ‘’¡Creo que he encontrado la Copa Mundial!’”, declaró Corbett en una entrevista a Fifa.com.

Por aquél hallazgo, Pickles se convirtió en un héroe nacional y recibió múltiples premios y condecoraciones, protagonizando hasta una película. ‘Para más inri’, el Mundial fue conquistado por la propia Inglaterra, ganado en la final a Alemania Federal por 4-2, por lo que Pickles fue declarado invitado de honor en la celebración del triunfo.

Por desgracia un año más tarde, en 1967, aquel perro considerado un héroe, murió estrangulado por su propio collar mientras perseguía un gato. Tal collar, se encuentra expuesto en el Museo Nacional del Fútbol de Manchester, donde los aficionados ingleses recuerdan y reconocen la importancia de Pickles en la gesta del mayor éxito cosechado por su selección.

Fotos originales: peru.com y blogs.20minutos.es

Autor: Alfredo Martín (@Romarioh35)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.