La Mejor Información Deportiva

Pasión contra nieve y frío

@APVillarrealCF
0

Artículo que cuenta cómo la pasión humana hacia un equipo vence a cualquier tempestad.

El fútbol es una pasión muy similar a la ofrecida por la poesía. No podemos exigir su comprensión completamente racional sin entender la pasión que depara el olor a hierba y el sonido de un balón pateado. Se trata de un olor que atrae, pero los caracteres del sujeto atraído necesitan unos caracteres biológicos compatibles con la persona dispuesta a sentir amor.

El Atlético de Madrid fue el club dispuesto a convertirse embajador de la pasión hacia el fútbol, que cabalga independientemente de los títulos cosechados. Lo claman al cielo el sabio dicho que «si la gente quiere ganar títulos, que sean del Real Madrid o del Barcelona». 

Tampoco podemos olvidar que no se necesita vestir los colores rojiblancos para sufrir, reír, llorar y gozar con un equipo. Fue la lección aprendida por una amiga procedente de tierras andaluzas, que profesó con una naturalidad impactante su amor hacia el Recreativo de Huelva, decano del fútbol español.

Patriotismo globalizado

Sin lugar a dudas, mereció el premio a la lealtad hacia una entidad puesto que el club andaluz cabalga en la 3ºRFEF -quinta división en el fútbol español-. No obstante, todo compromiso merece una reflexión profunda, que irremediablemente lleva a cuestionarse la realidad, por ejemplo, ¿mi amiga amaría al decano si no tuviese origen onubense? Queda en su conciencia, como la de cada persona entregada en cuerpo y alma al club de su localidad.

Habiendo observado mi propio entorno, percibo el derecho a desvincularme de cualquier matrimonio hereditario con el patrimonio local o equipo amado por un apellido concreto, pero sin renunciar a las cualidades que han hecho grande la ciudad que me vio crecer. Se puede admirar la dureza, la cultura del esfuerzo a través del trabajo industrial y el sentimiento de familia en un pueblo como es el Villarreal.

Víctor Fernández, Benito Floro, Manuel Pellegrini, Juan Carlos Garrido, Marcelino o Unai Emery consiguieron fortificar el amor entre club e hinchada hasta el punto de congregar a 200 personas en Bérgamo, con riesgo de nieve bajo cero y acechando la variante ómicron. Dureza, lealtad, amor y disposición a luchar hasta el final. Valores del alma puertollanera minero-industrial que ojalá pudiera vivenciar mi Literatura presencialmente. Habrá que conformarse desde casa.

 

Imagen principal vía: @APVillarrealCF

Síganme en @victor9715 toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario