La Mejor Información Deportiva

Pablo Sarabia, 100 encuentros llenos de sevillismo puro

0

El jugador madrileño, desde que llegara en 2016 procedente del Getafe CF, se ha convertido en una pieza clave del Sevilla FC en ataque. Sus buenas actuaciones como mediapunta, su buen disparo y su desborde en el área certifican su ascenso como futbolista, al que le falta ir convocado con la selección española.

El centrocampista madrileño Pablo Sarabia vivió un 2016 muy convulso en su primera etapa: sufrió el descenso a Segunda División del Getafe CF. Un equipo que llegó a ir a Europa League a los cuartos de final y que rompió una racha consecutiva de doce temporadas en la élite del fútbol español. Hasta que un día, Monchi se interesó por el jugador y logró ficharle para la nave sevillista.

Un 14 de agosto en la Supercopa de España ante el FC Barcelona bajo las órdenes de Jorge Sampaoli. Así fue el debut de Sarabia con la elástica hispalense, donde dejó detalles de su gran calidad con la pelota en los pies. Desde entonces, Sarabia se ha convertido en un fijo en todos los entrenadores del Sevilla FC en los últimos años y ha cumplido sus primeros cien encuentros con la camiseta nervionense. 23 asistencias y 21 goles en sus dos primeras temporadas certifican el éxito de un jugador indispensable en los esquemas del equipo sevillista.

Desborde, buen disparo a balón parado y polivalencia en cada uno de los puestos del centro del campo avalan ese reconocimiento del sevillismo hacia Sarabia. Un jugador al que sólo le queda ir con la selección española. Pues ni Vicente del Bosque y ni Julen Lopetegui todavía no le han dado la oportunidad que el jugador madrileño merece con ‘La Roja’.

Sarabia viene a ser uno de los posibles líderes del sevillismo si ningún equipo de alto nivel logra pescar en Sevilla para llevarse al jugador. La llegada del seleccionador Luis Enrique y su aire renovador al combinado nacional puede ser síntoma de alegría para el jugador, pues podría ser uno de los jugadores que el técnico asturiano tuviera en mente para reforzar la nueva generación de la selección.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.