La Mejor Información Deportiva

Óscar González deja prácticamente sentenciada la Vuelta a León

0

El ciclista gallego volvió a imponerse sobre el resto en la etapa ‘reina’ de la competición

La Vuelta a León se despidió de la montaña. Y de qué manera. Un total de cuatro puertos puntuables (uno de ellos de primer nivel) y otra decena de ellos presentes en el mapa fue la carta de presentación de la ‘etapa’ reina de esta edición de la Vuelta. No obstante, ese duro recorrido fue apaciguado con el gran ambiente distribuido a lo largo de todas las localidades de esta cuarta etapa. Pendones y bailes folclóricos en San Cristóbal de la Polantera dieron la imagen de esta competición ciclista.

Y entre jotas leonesas y grandes escaladas, Óscar González Brea volvió a cruzar la línea de meta en primera posición. El ciclista gallego del Supermercados Froiz demostró que en el mundo de la montaña, él es el mejor serpa. Un tiempo de 4h48’32” le bastaron al de Pontevedra para dejar casi sentenciada esta XXIX edición de la Vuelta a León. Con ese mismo tiempo, pero con unas décimas menos, llegaron Nicolás Sainz y Anatoli Budiak; segundo y tercero, respectivamente.

Todos los datos de la quinta etapa

La más dura de las etapas tuvo un comienzo muy previsible. Los ciclistas sin opciones reales de coronarse como líderes de la Vuelta salieron con la intención de llevarse el maillot rojo de líder de las metas volantes, situado a 25 km de la línea de salida. Un maillot que seguirá vistiendo Kevin Viñuela en la última etapa de la carrera ciclista. Y, sin tiempo que perder, comenzó el primero de los puertos de esta etapa ‘reina’; el de Truchas.

Una escapada de hasta cinco ciclistas coronó el primer pico de la etapa. El ciclista del Diputación de León – Arte en Transfer Ángel Gutiérrez fue el primero el primero en pasar por la meta de montaña, empatando así con Rodés en la general de esa categoría. Un grupo de media decena de corredores que fue diezmado por la siguiente incursión al cielo de la comarca de la Cabrera; siendo alcanzados por el pelotón.

En el ecuador de esas ascensiones, el ciclista del Lizarte Martí Márquez sacó fuerzas de la nada y se colocó como cabeza de carrera por esa penúltima escalada al alto de Sigüella. A Márquez se unieron Beñat Etxabe (Eiser Hirumet) y Nico Sainz (Lizarte), los cuales coronaron la dura cima de segundo nivel. No obstante, la última de las duras pruebas, la del alto de Silván, sería la que decidiera al ganador de esta etapa; perfectamente digna de entrar en el Tour de Francia.

Las piernas de Etxabe y Márquez no dieron abasto en la subida a este último pico y, en poco más de tres minutos, fueron alcanzados por el pelotón. Y, a falta de 4 km para el final y con la cima ya coronada, Óscar González Brea atacó en una impresionante demostración de fuerza y trabajo. Alcanzó a Sainz en la bajada, acompañado del único que en esta Vuelta a demostrado que puede seguir el ritmo al gallego, el ucraniano Budiak. Los tres se lanzaron en dirección a La Baña. Siendo, nuevamente, el más rápido en el sprint González Brea.

Este sábado la Vuelta a León llega a su fin. Lo hará en las calles de Astorga. La Ciudad Bimilenaria, localidad en la que se cruza el Camino de Santiago y la Vía de la Plata, verá al vigésimo noveno ganador de esta gran competición. Óscar González Brea partirá con una ventaja de 23 segundos respecto al resto de corredores. Unos últimos 105,95 km separan al ciclista gallego de suceder a Willen Jakobus como campeón de la ya prestigiosa Vuelta a León.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.