La Mejor Información Deportiva

¿Qué necesita el Proceso?

0

Tras un abrupto final de temporada, que aún así es un exitazo para los Sixers, se prepara Bryan Colangelo para dotar a Brett Brown de una plantilla que alcance un equilibrio entre la competitivad y el potencial para el futuro.

De uno de los peores, si no el peor, a uno de los más temidos. Ha sido curioso el viaje que ha hecho en tan solo dos temporadas el equipo de la gran ciudad pensilvana, los Sixers. En un año genial para el estado, con los Phillies juntando un núcleo joven que ya está rindiendo en la MLB, los Eagles campeones de la Super Bowl, Villanova campeona de la NCAA y los Flyers haciendo una temporada bastante notable, se uniría al carro de las sorpresas el conjunto de Brett Brown.

Aspiraban a Play Offs como mucho, tal vez al séptimo lugar. Y en año que empezó con cuatro derrotas seguidas y una lesión bastante complicada como la de Fultz, acabaron obteniendo 52 victorias en RS, el tercer seed y una victoria en PO, ante los siempre difíciles Miami Heat del gran Spoelstra. Y ahora, se viene un verano muy movido en Filadelfia.

Lo que se tiene claro, son las piezas que no se pueden sacrificar. Ben Simmons, Joel Embiid y Dario Saric, por calidad e importancia. Son innegociablemente intocables. Por otro lado, también es TJ McConnell una pieza sorprendentemente valiosa, mientras que Fultz no deja de ser un jugador con un techo altísimo. Por otro lado, ya no acaba de estar tan claro con Robert Covington. El jugador ha sido realmente irregular, tendiendo tanto tramos de elevadísimo nivel, como otros tantos donde ha dañado al equipo, muchísimo.

saric.jpg
Dario Saric en un partido, durante su temporada de rookie | Fuente: NBA.com

Por otro lado, tenemos los assets que de momento están perdidos. Redick es uno de los que acaba contrato, y para ser francos, todo lo que no sea renovarlo -siempre que no sea a un precio elevado- es un error. Amir Johnson, Ersan Ilyasova y Marco Belinelli son tres hombres que también acaban contrato. Los tres han expresado ya su deseo de seguir. Ahora bien, ¿necesitan los Sixers seguir con ellos? Ahí es donde empiezan las dudas.

La posición más clara es la que se tiene con el turco: es un jugador muy aprovechable, trabajador y con buena mano. Renovarlo sería un acierto, además, de que es versátil y en definitiva un buen suplente para Saric. Las dudas son con los otros dos. Amir Johnson, a decir verdad, ha hecho un buen trabajo este año. Es un buen defensor y un jugador que conoce sus límites, además de que hace vestuario. No obstante, los Sixers tienen en Europa a Jonah Bolden y a Richaun Holmes en el banquillo. El primero es un buen defensor y tiene recursos en ataque, y el segundo, es esa alternativa que sirve para desatascar partidos a las bravas, y propenso a sacar buenos pósteres, cosa que también gusta bastante; aunque debe mejorar en el apartado defensivo.

Por tanto, los Sixers deberían poder apañárselas sin conservar a Amir Johnson. Y Marco… Su tiro de tres fue fundamental en la consecución de alguna victoria en temporada regular, así como en el partido inicial de la serie contra Miami. Sin embargo, su pobre aportación defensiva lo ha lastrado tremendamente, así como su triste selección del tiro. Cierto es, cuando tiene el día, es un jugador muy valioso, pero en global, acaba quitándote años de vida con sus tiros desequilibrados a la media vuelta con dos tíos en la cara. Con un mercado interesante al canto, no apostaría por que se quedará en los Sixers, al igual que Amir Johnson. De hecho, es probable que los Sixers den una última oportunidad a Timothe Luwawu-Cabarrot, que ha sido muy intermitente esta temporada.

Por otro lado, el mercado de escoltas se ve bastante interesante. Cadwell-Pope, Avery Bradley, Wayne Ellington, Nick Young, Will Barton, Seth Curry, Zach LaVine o Rodney Hood -a pesar de no haber encajado en los Cavaliers- son los jugadores de mayor interés para los Sixers en dicha posición. Hay que añadir que algunos de ellos son agentes libres protegidos. Especial atención a Will Barton, de Denver, un triplista muy infravalorado. En definitiva, no confiaría en que Belinelli siguiera en los Sixers al inicio de la próxima temporada.

will barton.jpg
Will Barton, escolta de los Denver Nuggets, que acaba contrato. Fuente: NBA.com

Y ahora, tocaría hablar de las altas, o mejor dicho, de las necesidades y facilidades que tiene el equipo para cubrir dichas necesidades. En primer lugar, tiene dos picks de primera ronda, el décimo y el 26º. El equipo, si no va a confiar en Justin Anderson, podría elegir a Mikal Bridges, de la universidad local. Es un jugador con un buen físico, que ha tirado al 43,5% desde la línea de tres, una auténtica burrada. Es además un excelente defensor, lo que podría aportar un jugador de un perfil similar al del ya mencionado Anderson, o Covington.

Parece ser sin duda el fit más adecuado para lo que necesitan los Sixers. Sin embargo, después viene la Free Agency, y es lo que genera más dudas al respecto. Y es que es bien sabido ya que los Sixers quieren a LeBron James, y él, se ha tomado la ciudad del Amor Fraterno como uno de sus cuatro posibles destinos. También se habla de traspasos por Kawhi Leonard y de la firma Paul George, pero siendo sincero: no creo que ninguna de ambas posibilidades se acabe dando.

Por tanto, si los Sixers intentan ir a por LeBron, ¿qué necesitan antes? Si escogen a Bridges y atan a LeBron James, se plantan con cuatro aleros, tres de ellos del mismo perfil. Por tanto, hay que traspasar. Y no va a ser el rookie el que salga. ¿Qué potenciales traspasos podrían realizarse para no desequilibrar al equipo? Pues una opción muy interesante sería la de emplear a Justin Anderson y a Covington, más el pick 10 (o el 26) para tratar de escalar posiciones en el draft, con un objetivo claro: Michael Porter Jr.

Y con ello, te libras de uno de los dos hombres que generaban el overbooking en esa posición. Además, creas un Big 4 de cara al futuro, mientras que incluso, si eres capaz de traer a LeBron James, puedes decidir prescindir de Ilyasova si buscas un jugador de un perfil distinto al del turco. Un quinteto, en el escenario perfecto que se propone, sería el siguiente: Ben Simmons, JJ Redick, Michael Porter Jr, LeBron James desplazado al Ala Pivot y Joel Embiid. Dario Saric y Fultz liderarían la segunda unidad. Recordamos una cosa, esto no es lo que seguramente va a suceder, sino lo que deberían o podrían buscar los Sixers. Simplemente se está planteando un escenario.

lebron.jpg
LeBron James durante un partido con los Cleveland Cavaliers.          Fuente: NBA.com

Así pues, la plantilla completa, estaría compuesta por Ben Simmons, Fultz y TJ como bases, Redick, TLC y un agente libre (o el pick 26) como escolta, Michael Porter Jr y el que no sea traspasado entre Covington y Anderson como aleros, LeBron James, Saric -¿y Ersan?- como ala pivots, y Embiid y Jonah Bolden como pivots. Por supuesto, no os olvidamos de Holmes, que puede jugar de ala pivot y de pivot.

Y ahora bien, ¿por el tema salarial, deberían preocuparse los Sixers? Aquí está lo bueno: no. Tienen espacio salarial suficiente para atar a una estrella como PG, o incluso a LeBron James. Por otro lado, la ficha de Amir Johnson sería liberada, así como Redick -que todo apunta a que seguirá en Filadelfia- tendrá un nuevo contrato, mucho más team friendly. Así pues, se puede esperar que los Sixers dispongan con una cantidad de dinero ridículamente grande. No tendrían ningún problema en realizar los movimientos planteados, no ecónomicamente. Luego, hay 29 equipos más en la liga, que también juegan, fichan y negocian. Es por ello que no se puede afirmar con seguridad absolutamente nada.

Esta era simplemente mi humilde opinión sobre cual sería el mejor escenario para los Sixers, de aquí, a lo que suceda, puede haber todo un mundo. Incluso puede que Fultz o Saric -muy poco probable, de todos modos, que el croata sea traspasado- dejen el equipo en un trade. Insistimos, todo está por verse, aunque los Sixers, y esto sí que no es opinión, sino una realidad, están en una posición bastante ventajosa de cara a la próxima temporada, y unas cuantas más.

Redactado por Gerard Escribano (@gerardeg11)

Fuente de la imagen destacada: NBA.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.