La Mejor Información Deportiva

Nuevo reto para «la familia»

@cavs
0

Artículo de opinión que destaca el valor de amistad que denota la selección para que Ricky Rubio pueda recuperarse.

La lesión de Ricky Rubio en la NBA por un periodo de seis a nueve meses es una de las peores noticias que ha podido tener la Federación Española de Baloncesto. No solamente nos encontramos con un bajón en la carrera del mejor base español de todos los tiempos, también porque su pérdida resulta fatal para una selección que necesita resarcirse del mal sabor de boca que supuso caer en cuartos de final en los JJOO.

Por si fuera poco, Ricky Rubio fue el jugador que mantuvo en pie a un equipo que flaqueó en la anotación, pero su unión llevó en volandas la anotación superlativa del base. Además, el adiós de pesos pesados a «la familia» como los hermanos Gasol o Sergio «El Chacho» Rodríguez hacía recaer toda la responsabilidad en Ricky. Guste o no, la antigüedad termina cediendo el testigo a los capitanes.

Eso sí, lo cortés o no quita lo valiente. Mejor dicho, la experiencia y los triunfos en un equipo con mayúsculas no son sinónimo de la igualdad absoluta en un grupo. La definición de «familia» es el mero reflejo, ya que la apropiación hacia unos determinados símbolos ayudan. Personalmente, se me saltaron las lágrimas cuando Pau Gasol se lesionó en la semifinal contra Argentina y sus compañeros estallaron en llanto, no porque su mejor jugador se perdía la final, sino porque su amigo se perdía un gran partido.

No es la primera vez que ha tocado levantarse

Aquella no fue la primera vez en la que la selección necesitó sacar todo su espíritu de compañerismo. Ocurrió en 2011 cuando fallecieron los padres de Felipe Reyes y Víctor Claver y en 2019 cuando murió el abuelo de Rudy Fernández y su hermana perdió al hijo que esperaba. Las dificultades siempre les han unido y esta no va a ser la excepción.

Como si un arma de doble filo se tratase, cuando han querido celebrar antes de tiempo la victoria de la selección, la decepción ha acechado, pero cuando no han dado ningún duro, han recordado por qué nunca hay que perder la fe. A muchos se les puede llenar la boca para hablar «fin de ciclo», sobre todo la lesión de su «principal estrella» y porque los supuestos sucesores, Aldama, Garuba y compañía, todavía no han explotado al máximo. Entrañables ignorantes que no conocen la fuerza del grupo, o mejor dicho, del muro.

Imagen principal vía: @cavs

Síganme en @victor9715 toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: