La Mejor Información Deportiva

No dejéis morir al Hércules

0

El Hércules CF está pasando por uno de los peores momentos de toda su historia, con una situación muy crítica y siendo antepenúltimo en liga.

Aún recuerdo mi primera vez (siendo plenamente consciente) en el Estadio José Rico Pérez. Fue un 17 de marzo de 2007 en el que mi padre me llevaba a ver un partido de liga. Nuestro Hércules jugaba contra el CD Castellón, que ahora también está en Segunda B. El resultado final fue 2-2, pero yo me lo pasé en grande. Recuerdo también que me sabía en que equipo había jugado antes nuestros jugadores. Pero en concreto de uno: Ismael Falcón. Héroe en la temporada pasada, y salvando los muebles esta temporada, jugó cedido por el Atlético de Madrid esa temporada. Yo, ilusionado, le decía a mi padre: «¡Mira! ¡Este es del Atleti!».

Los años pasaron, y el Hércules conseguía mantenerse en Segunda División, conocida como la Liga Adelante. Hasta que llegó el ansiado ascenso. Fue inesperado por la forma en la que se dio. La remontada épica al Rayo Vallecano hizo soñar a la ciudad para ver a su equipo pelear contra los más grandes de España. Recuerdo vivir con lágrimas esa remontada.

Imagen vía: El Mundo

El ascenso a Primera División trajo de su mano, probablemente, un saneamiento del club y la posibilidad de formar un equipo muy competitivo. Leyendas como Trezeguet vinieron. Jugadores top como Nelson Valdez y Royston Drenthe (que resulto ser un fraude) también. Lo que nadie esperaba es que la decadencia comenzaba ese año. Impagos, despidos de entrenadores, jugadores sin compromiso, descenso a Segunda… Eso si, el Hércules dejaba huella en Primera División: fue el único que venció en el Camp Nou al FC Barcelona esa temporada (0-2), uno de los mejores días de mi vida.

En Segunda, el Hércules sobrevive como puede. El primer año está a punto de volver a subir a Primera. Victorias históricas como el 0-3 al Elche en el derbi alicantino, 0-5 al Alcoyano en otro derbi, 2-6 al Real Murcia

Años después llega el pozo: la temida Segunda B. A pesar de ser una de las peores etapas en la historia (por no decir la peor), la ciudad vive momentos mágicos, además de innumerables viajes relativamente cercanos: el gol de «La barba» Fran González en la victoria en el Play-Off al Real Murcia en el minuto 87, la victoria al Cádiz que después acabaría en robo, la victoria en Toledo con gol de Chechu (uno de los jugadores que más impacto ha dejado en la afición), la remontada a la UD Logroñés (3-1) para pasar a la final del Play-Off… Y por supuesto, también se viven momentos trágicos como el palo de la derrota ante la SD Ponferradina en la final por 1-3 (aún me pregunto que hubiera pasado si se hubiera ascendido a LaLiga SmartBank.

Es inexplicable que los jugadores se arrastren por los campos de toda la Segunda B (algunos en deplorable estado) y contra equipos realmente muy inferiores (con todo el respeto para esos equipos) y que pasen de todo para vivir la vida nocturna de la ciudad de Alicante.

Imagen vía: @cfhercules

Aunque tardé en ir a ver al equipo de mi ciudad al campo, ya tenía el sentimiento inculcado desde que era pequeño. He llorado como nadie en tus derrotas, celebrado con mucha efusividad tus triunfos y animado como nunca siempre que he podido. La afición no es de pedir mucho, pero solo pide, principalmente, tres cosas: jugadores que SE DEJEN EL ALMA EN EL CAMPO, compromiso con el escudo, y estar en las buenas y en las malas. Lo de esta temporada está siendo un infierno para las 6500 personas que vamos cada dos domingos al Estadio Rico Pérez a verte. Peleas entre jugadores, dirigentes incompetentes que se enfrentan a la afición y prensa, jugadores que abandonan el barco en el peor momento… Parece que ahora se está recomponiendo la plantilla con jugadores de buen carácter y calidad, y eso reconforta algo. Un descenso a Tercera División supondría el final de 97 años de historia. El sentimiento que tengo por el Hércules es inexplicable, y esta situación está siendo muy devastadora para mí por dentro.

Por favor, no dejéis morir al Hércules y respetad el escudo y a su gente. De lo contrario, Alicante quedará huérfana de fútbol y dejará de ser lo mismo para siempre, y España perderá a uno de los más históricos de la historia.

Y por supuesto, agradecer de corazón a aquellos jugadores que se han dejado el alma y nos han hecho volar y soñar en estos años tan duros en el pozo de la Segunda B y que ya no están en el club debido a la incompetencia de la directiva, y que tengan mucha suerte en sus nuevos clubes.

Imagen vía: @cfhercules

 

Imagen principal vía: Hércules CF

Síganme en @TomasHCF y sigan toda la información y actualidad en @Vip_Deportivo, en nuestro Facebook. VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @VP_Deportivo

Deja un comentario