La Mejor Información Deportiva

Nadal a la final de Roland Garros en modo apisonadora

0

Rafa Nadal se impone a Schwartzman (6-3,6-3, 7-6 (0)) y jugará su 13ª final en Roland Garros. El balear estuvo intratable en los dos primeros sets, pero en el tercero apretó el argentino, forzó el tie break y dio la cara.

De nuevo un Nadal-Schwartzman. Tan solo tres semanas después de que “El Peque” ganara a Rafa en Roma, teníamos otro nuevo capítulo para la película. Esta vez en Roland Garros, el torneo preferido del español. De sus diez duelos anteriores, el 12 veces campeón de Roland Garros había ganado nueve y el argentino solo el último, en Italia.

Se preveía un encuentro muy intenso en la Philippe Chatrier. Y así lo fue, puntos de hasta 33 golpes, ángulos imposibles, valentía y agresividad de ambos. Rafa sacó la apisonadora y no dio ninguna opción al número 12 del mundo. Los dos primeros sets fueron para él. A un nivel brillante, sensacional. Rozó la perfección, si no fuera porque el tercer set se le complicó demasiado, pero lo importante es que lo ganó y jugará otra final más.

El primer juego del partido duró trece minutos, lo ganó el número dos del mundo. En el siguiente rompió el saque del argentino y se puso 3-0. La derecha y el saque de Nadal funcionaban y eso siempre es buena noticia para el español. El nivel de Rafa era escandalosamente bueno y así no daba ninguna opción al rival. El primer set se lo llevó Nadal por 6-3. A pesar de la distancia en el marcador, este duró una hora y siete minutos. Ese tiempo para nueve juegos, eso nos muestra el alucinante nivel tenístico que había sobre la pista.

Empezaba el segundo set y Diego estaba desbordado. Cada vez que le pegaba duro y ajustado se encontraba una pared infranqueable llamada Rafael Nadal Parera. Se repetía la misma historia, Rafa no aflojaba y Schwartzman por más que lo intentaba no podía. Las bolas del español corrían mucho y las del argentino no lo hacían tanto. Desde el regreso del tenis, posiblemente se haya visto la mejor versión de Nadal en este partido. El segundo se lo llevó él, también por 6-3. Solo dos veces en los 17 años de su carrera alguien había remontado dos sets a cero al manacorí, que no estaba dispuesto a que esta fuera la tercera.

En el tercer set el español cedió la iniciativa a Schwartzman, y el argentino lo aprovechó. Dejó todo en la pista. Nadal, dubitativo, nervioso. El argentino se mostró valiente, con ganas de sangre. El español iba 4-2 por delante, pero el argentino consiguió romperle el saque y meterse en el partido. Hasta tal límite, que obligó a Rafa a emplearse como al principio del encuentro. Y el manacorí cuando está en apuros es cuando más se crece.

Después de un juego de 11 minutos, el 6-5 cayó del lado de Nadal. Quien no arriesga no gana, eso pensarían ambos, y se pusieron a sacar ángulos y puntos imposibles. Llegaba el tie break con máxima igualdad, pero Rafa la quitó de un plumazo, 7-0 y a la final. Simplemente, IMPRESIONANTE. La bestia balear jugará el domingo a las 15:00 horas la final de Roland Garros otro año más, 13 de 15, y lo hará contra Djokovic.

Imagen principal vía: Roland Garros.

Síganme en @Adrian_Gomez99 y sigan toda la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario