La Mejor Información Deportiva

Me duele España

@SeFutbol
0

Artículo de opinión sobre el deseo de españoles que desean ver eliminada a su selección a las primeras de cambio

Siempre se respira ilusión cuando un gran torneo de selecciones está a la vuelta de la esquina. Esta dinámica se vio incrementada con el aplazamiento de la Eurocopa 2020 a consecuencia de la llegada de la pandemia promovida por el COVID-19.

A pesar de los nervios, incertidumbre y, sobre todo, esperanza por recibir una alegría ante tanto sufrimiento en los meses de pandemia, siempre hay hueco para representar el sentido trágico de la vida español.

Tendencia autodestructiva

Dijo Otto Von Bismarck que España es el país más fuerte del mundo, ya que a pesar de su tendencia autodestructiva, nunca ha llegado desmantelarse de pleno. Incluso he encontrado voraces discusiones sobre cuáles son los motivos que promueven importantes defectos de funcionamiento en el territorio rojigualdo. Precisamente el fútbol no iba a pasar inadvertido en dicha vorágine de sables argumentales.

Para empezar, la sociedad contiene un fragmento de habitantes que optan desear la temprana derrota del combinado nacional. Las razones son diversas, ya que hay personas que lo eligen para que la sociedad «deje de atontarse con el fútbol».

Mientras tanto, otro grupo desea que la selección fracase ante la ausencia de jugadores del Real Madrid, en detrimento de jugadores alineados con las políticas futbolísticas e ideológicas de barcelonistas como Pep Guardiola o Luis Enrique.

Por un motivo o por otro, finalmente, la política acaba imponiéndose al fútbol. En primer lugar, la meritocracia ha sido dispar, ya que jugadores como Eric García o Adama Traoré han ido a la selección a pesar de no haber brillado o, en su defecto, haber jugado lo necesario, mientras que la gran temporada del madridista Nacho no compensada.

En segundo lugar, se considera que el fútbol está catalogado como uno de los principales problemas de la sociedad española. Abrazan el argumento del «pan y circo» en el que el entretenimiento opacan los problemas existentes en la sociedad.

Si sólo fuera fútbol…

Nada más lejos de la realidad, la exitosa serie Reyes de la noche dejó un diálogo en el que se intenta convencer a un joven individuo sobre la importancia del periodismo deportiva. Dicho valor es ostentado por la pasión que simboliza y, además, representa todos los elementos que denotan una sociedad.

Uno de ellos es el de la justicia para saber hablar del componente futbolístico, sin dejar que las ideas políticas opaquen un maravilloso espectáculo. Porque tratar exclusivamente el tema balompédico conlleva a utilizar la Filosofía, la Pedagogía, la Economía, la Sociología, el Arte en diversas índoles, la Nutrición y diversas Ciencias de la Salud que marcan diferencias.

Estamos ante nuestro mayor tesoro

Mientras que la Fórmula 1 es uno de los principales espacios de innovación tecnológica, el fútbol compone otro escenario idóneo de I+D idóneo para el progreso humano. Si nos ceñimos a este artículo sobre el deporte rey me permite realizar experimentos relacionados con mi arte literario.

Por tanto, duele ver cómo se desea que la selección española fracase, ya que es el relato de una sociedad deseosa de tirar piedras a su propio tejado que puede llegar a adquirir el calificativo de extraordinario. Al fin y al cabo, si el deporte rey es el fútbol, ¿por qué no seguir siendo grandes a través de nuestras pasiones?

 

Imagen Principal: @SeFutbol

Síganme en @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook VIP Deportivo e Instagram  @vp_deportivo

Deja un comentario