La Mejor Información Deportiva

Maya Yoshida y la resiliencia como bandera de lucha

0

El defensor japonés de 31 años completa en la actualidad su undécima temporada en el fútbol europeo y está jugando como cedido en la Sampdoria.
Hablar de Maya Yoshida es mencionar a uno de los futbolistas japoneses más reconocidos e importantes de la última década. El actual capitán de la selección de Japón llegó en el año 2010 a Europa y se ha mantenido en el máximo nivel durante más de 10 años.

Y con la selección de japón su situación es de igual regularidad. Debutando en el año 2010 y disputando hasta la fecha un total de 100 partidos (11 goles). Destacando por sus tres copas de Asia jugadas (ganó la del 2011), dos Juegos Olímpicos y dos copas del mundo.

Su primer club fue el VVV-Venlo holandés, equipo en donde tiempo atrás había brillado su compatriota Keisuke Honda y en donde con 22 años se hizo con un lugar en el once desde el inicio.

En Holanda Yoshida llegó a disputar un total de 63 partidos, marcando 5 goles y dando dos asistencias. A sus cualidades defensivas atípicas en un defensor asiático, se sumaba la presencia constante y peligrosa en el área contraria. Todo un plus para un futbolista en el exigente mercado europeo.

Tras los grandes Juegos Olímpicos de Japón, en donde el equipo con Yoshida de titular y capitán alcanzó las semifinales en Londres 2012. El Southampton, recién ascendido, se fijó en el ex Nagoya Grampus y lo fichó por 3 millones de euros. En su primera temporada, Yoshida fue titular al lado del portugués José Fonte y llegó a participar de 34 encuentros con la camiseta de los santos.

En dicha temporada Yoshida demostró su solvencia en campo propio, su buen juego en largo, su gran posicionamiento y un buen uno contra uno. Cualidades que le permitieron ser titular durante casi toda su primera campaña.

La resiliencia como su principal arma

Pero las siguientes temporadas para el japonés no fueron nada sencillas en el objetivo de mantenerse en el once. Y es que tuvo que competir por un lugar con estrellas de la talla de Dejan Lovren, Toby Alderweireld, Virgil Van Dijk, Jan Bednarek y, lógicamente con José Fonté.

En muchas oportunidades Yoshida era cuestionado por cometer errores que le costaban caro al Southampton. Por lo mismo fue perdiendo en algún momento el protagonismo y en más de una oportunidad fue relegado al banquillo.

Pero sus errores no fueron el único motivo por el cual Yoshida comenzó a ser sacrificado del once, sino que la fuerte competencia que constantemente tuvo. Y es que José Fonté se mantuvo de titular siempre, y Yoshida, para lograr hacerse con un lugar en el XI tenía que pelear con centrales de mucha talla.

Para hacerse una idea, hoy Virgil Van Dijk se encuentra en el Liverpool y es considerado uno (sino el mejor) de los mejores centrales del mundo. Dejan Lovren es compañero de Van Dijk en el Liverpool, y fue finalista con Croacia en el mundial de Rusia. Y Toby Alderweireld es fijo en el once belga y un referente para el Tottenham.

A pesar de tener tanta competencia y de ser cuestionado, Yoshida siempre estuvo para el Southampton, logrando completar 194 partidos con 9 goles y 4 asistencias. Transformándose con el tiempo en uno de los jugadores más queridos por la afición y en todo un referente.

Constantemente le fueron renovando el contrato y en simultaneo hacía una carrera brillante con la selección de su país. Su actuación en el mundial de Rusia ante Bélgica lo confirma. Y es que si bien Japón quedó eliminado en la agonía ante Bélgica en los octavos de final y encajó 3 goles, Yoshida tuvo una primera mitad perfecta, consiguiendo sumar innumerables acciones defensivas y anulando casi por completo a Romelu Lukaku.

Una derrota dolorosa y un nuevo desafío

En la presente temporada y bajo el mandato del austriaco Ralph Hasenhüttl, Yoshida tuvo bastantes minutos en un comienzo jugando tanto en línea de 4 como en línea de 3. Y peleando por un lugar con el polaco Jan Bednarek, Kevin Danso, Jannik Vestergaard y Jack Stephens.

Sin embargo, todo cambiaría un 25 de octubre del año 2019. El Southampton con Yoshida de titular caía de manera humillante 9-0 ante el Leicester City. Y tras ese compromiso el principal damnificado fue el japonés, quien tras ese compromiso no volvió a disputar un partido de Premier League.

Hasenhüttl castigó a Yoshida y su etapa en el Southampton parecía tener un punto final tras más de 7 temporadas sirviendo al club. A pesar de tener contrato hasta el año 2021 con los santos.

En el último día del mercado invernal, un nuevo horizonte apareció en el destino de Maya, y con ello una nueva liga. La Sampdoria terminó por convencerlo y Yoshida fichaba por lo que restaba de la temporada en la entidad que dirige Claudio Ranieri.

En la Sampdoria y tras dos partidos estando en el banco de los suplentes, Yoshida debutó el 8 de marzo en la victoria del club frente al Hellas Verona. Pero producto de la Covid 19 recién pudo volver a jugar en la derrota ante el Inter 1-2 el pasado domingo. Realizando una muy buena actuación individual y siendo evaluado por diversos medios italianos como uno de los mejores jugadores del club de Génova.

De esa forma y con 31 años, Yoshida estira su aventura en el fútbol europeo. Su solvencia, madurez y resiliencia han logrado que se transforme en uno de los jugadores japoneses más importantes del último tiempo.

 

Imagen principal: Zimbio.

Sígueme en @Samuraiblue98 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario