La Mejor Información Deportiva

Matthias Sindelar, el Mozart del fútbol

0

Matthias Sindelar ha sido un futbolista capaz de desafiar a Hitler y de ser considerado uno de los mejores de la historia. A continuación os contaré su historia.

Un 10 de febrero de 1903 nacía en el antiguo imperio austrohungaro Mattias Sindelar. Este hombre fue nombrado décadas después de su fallecimiento en 1939 el mejor deportista austriaco de la historia, por encima de nombres como NikiLauda. Esto nos hace ver la magnitud de la calidad de tal futbolista.

Nacido en Jihlava y con unos más que dudosos orígenes judíos, a la edad de 3 años se mudo a la capital, Viena. Allí es donde comenzó a jugar a fútbol y debido a su gran calidad a la hora de recortar fue apodado como «El hombre de papel».

A los 16 años entro en la cantera del Austria de Viena, el equipo más importante del país. Con él, el Austria gano hasta 3 copas de Austria seguidas.

En el año 1926 nuestro protagonista debutaría con la selección austriaca, la cual seria una de las más potentes de la época.  En esos años, Austria venció por varias goleadas, como 7 a 1 a Austria, 5 a 0 y 6 a 0 a Alemania o 0 a 4 en Paris a Francia.

Cuando jugaba, toda Austria se quedaba enamorada de Sindelar

Estos resultados postulaban a Austria como favorito para la Copa del Mundo de Italia 1934. Pese a ser delantero, no destacaba por sus goles, si no por su enorme calidad, en la que sobrepasaba a todos los demás.

En el nombrado mundial de Italia, Austria llegó a semifinales, pero el atraco sufrido por la selección local, coaccionada por Mussolini, paso a la final con la ayuda de el árbitro, pero eso da para otro tema.

Sindelar siguió marcando goles hasta que en un partido frente a Alemania tanto su carrera como su vida darían un vuelco. Alemania acababa de anexionar a Austria, a lo que Sindelar era muy contrario.
Para «celebrar» esta anexión, el partido nazi decidió realizar un partido de bienvenida entre ambos combinados nacionales.  Austria gano 2 a 0, partido en el cual Sindelar marco gol. Durante la celebración de este, se dirigió en tono burlón al palco donde estaban las autoridades nazis, significando tal gesto como repudia al régimen alemán.
Tras el partido, Sindelar jugo un total de 17 partidos más, pero ya no seria el mismo. Nunca se confirma que fuera contrario al régimen de Hitler, pero si con su gesto se mostró reticente al mismo.
Sindelar murió «accidentalmente» el 23 de enero de 1939 junto a su esposa, debido a una inhalación de monóxido de carbono. A el mejor futbolista austriaco de la historia y miembro del Wunderteam le fueron a despedir más de 15000 personas. Su muerte aun sigue siendo un misterio, pero el espíritu de Sindelar sigue estando muy vivo.

Imagen principal vía: Twitter.

Sigame en @AlvaroMateo31 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario