La Mejor Información Deportiva

Más allá del Wanda

0

La política de contrataciones del Barcelona parece ir bien encaminada al rejuvenecimiento de la plantilla.

La obsesión es la Champions. El objetivo, según Messi antes del Gamper. Ahora, la vida, con o sin la orejona, continúa temporada tras temporada, lo que obliga a los grandes clubes a no descansar desde las oficinas y estar siempre en busca de las soluciones que eleven el nivel de sus plantillas, en la mayoría de las veces, a petición de sus entrenadores.

El FC Barcelona no está exento de este proceso, sobre todo si se tiene en cuenta que la base de su nómina va camino al adiós, lo que pone a temblar a directivos y aficionados. Puede que la Champions League nuble la vista a esos que no han sacado la calculadora de los calendarios y, no de los habituales, sino de los que tendrán la responsabilidad de mantener a los azulgranas en los focos tras la era Lionel. Han preferido mirar al archirrival y sus ansias de rejuvenecimiento, sin percatarse que Abidal y su camarilla van colocando piezas que presumiblemente alarguen la época de éxitos, aunque la tarea para los que pisen el verde en ese momento no será nada fácil sin el 10.

Resultado de imagen de abidal barcelona fc

Con el beneficio del buen trabajo de Robert Fernández, confirmado con la labor del lesionado Umtiti y el ahora regular Nelson Semedo, ambos por los 26 años, Eric finalizó el quehacer de su predecesor y le colocó en la plantilla a Valverde al central francés Lenglet. Antes había arribado Arthur, aunque no en el tiempo acordado, pues enero del 2019 era su plazo inicial. Con el paso del tiempo, se reafirma que se tomó la decisión correcta. El brasileño es lo más parecido al centrocampista que cada curso se buscaba en La Masia, sin resultados positivos. Melo ha obviado sus 22 años y ha enamorado al Camp Nou. Con él muchos vislumbran una continuidad de modelo para varias campañas.

Junto a Samuel, Klement parece estar a la altura de lo que exige estar en Can Barça, más si se mira como el ex del Sevilla ha tapado la ausencia del zaguero que llegara en 2016 procedente del Olympique de Lyon. A sus 23 abriles tiene una carretera por delante para seguir afianzándose como blaugrana. Zurdo, con capacidad para colocarse para el corte, solapa su poca velocidad con una aceptable salida del balón desde atrás, aspecto fundamental para la construcción de juego culé. A él se sumará otro compatriota, con otra características y mucho más joven, además de diestro. Fichado del Toulouse, Jean-Clair Todibo apresuró su llegada al Barcelona debido a la falta de minutos que iba a tener en la Ligue 1 por negarse a renovar, algo que Abidal no contemplaba para el central galo. No obstante poco se le deberá ver en el verde y vestido de corto con los colores azulgranas, pero al menos introducirse en la dinámica del txingurri para analizar que se hará con él la venidera temporada.

Resultado de imagen de Frenkie de Jong

Uno de los anhelos de la parcela blaugrana lo finiquitó la presencia de Bartomeu en Holanda para convencer definitivamente a Frankie de Jong, pivote que pinta para heredero de Busquets, urgencia no menor a la futura ausencia de Messi. Técnica depurada balón al pie, compresión de la filosofía barcelonista al proceder del Ajax, polivalencia para jugar de central si fuese necesario, son algunas de las cartas que traerá el próximo curso el medio de 21 años, dispuesto a cumplir y de estaral nivel de su sueño, según declaró al oficializar su fichaje el pasado enero. Quedará en su tierra natal hasta final de temporada, teniendo como gran prueba de fuego la eliminatoria ante el Real Madrid en los octavos de final de Champions League.

Con esa misma edad hay otros tres futbolistas que prometen, indistintamente, dar alegres ratos a la fanaticada culé los años venideros. Malcom, quizás el que más dudas muestra, no por el talento que ha enseñado a chispazos, sino porque se maneja como posible moneda de cambio, o venta sustanciosa para afrontar otros compromisos de mercado. Su rendimiento contra el Real Madrid en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, puede ser el punto de giro a su situación, aunque Valverde se nota conservador a la hora de referirse al sudamericano. Traspasarlo no creo sea recomendable, pero en el futbol moderno el futuro es cada vez más incierto.

Resultado de imagen de aleña

Otro de los que aprieta y al parecer se ha ido ganando la confianza de Ernesto y de la parcela culé es el canterano Carles Aleña. Después de Sergi Roberto, el último de los mohicanos en cuanto a los que respiran el ADN blaugrana, sale el actual 21 del primer equipo, recuperado de una grave lesión y con disposición mezclada con buen fútbol para mantener la bandera de La Masia. Siniestro con la esférica en sus botines, en nómina es interior, pero sus prestaciones en el Barcelona B la campaña anterior en segunda y su capacidad para conducir la redonda, comenzar pegado a la banda para terminar en el centro y pegarle con su potente izquierda, hacen creer que adelantará su posición en el campo en un tiempo inmediato.

Para el final, no por menos importante, las dos piezas que deben comandar el proyecto azulgrana en venideras temporadas. Coutinho, fichaje más caro en la historia de la entidad catalana, se encuentra ahora mismo en el ojo del huracán debido a su rendimiento por debajo de lo que de él se espera. No ha aprovechado la ausencia de Ousmane, abriendo un debate en la Ciudad Condal respecto a su posible salida del club el próximo verano. En cuanto a Dembélé, su presente ha dado un vuelco a la par de las manecillas del reloj. Se le ve como la gran apuesta, por lo que a sus 21 años el reto será cada vez mayor, viéndosele capacitado para asumirlo. El tiempo dictará sentencia.

Pueden seguirme en @cronicarian y toda la información deportiva en @VIP_Deportivo así como la página de Facebook de VIP Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.