La Mejor Información Deportiva

Marlboro: patrimonio cultural de la Fórmula 1

Scuderia Ferrari
0

Reportaje ensayístico sobre el peso de la empresa estadounidense en «el Gran Circo».

La Fórmula 1 tiene una Historia a la altura de la Iliada o la Odisea o de La Guerra de las Galias de Julio César por las hazañas de sus pilotos y la escenografía de cada una de las batallas. Pero este espectáculo no sería posible sin la presencia de patrocinadores que permiten su existencia, ya que su popularidad está sujeta a uno de los miles de negocios de las grandes corporaciones empresariales.

Tag Heuer, ING Direct, Banco Santander, Vodafone, Martini o Petronas son algunas marcas que se han responsabilizado de otorgarle a la Fórmula 1 una imagen que mire de frente a la perfección, puesto que no solamente hay veinte esculturas griegas jugándose la vida, también representan una función cargada de drama con un vestuario vertebrado por la magia de la revolución tecnológica como vía de progreso tecnológico. Dentro de este rol, la Economía de libre mercado ha sido puesta en escena en la totalidad de la expresión, habiendo llegado a incluir la incidencia del tabaco en la Humanidad durante las últimas décadas.

Camel en Williams, West o British American Tobacco en McLaren, Mild Seven en Benetton y Renault y, por supuesto, Marlboro se convirtieron en patrimonio cultural de la Fórmula 1, sobre todo, el último gigante empresarial mencionado. La tabaquera estadounidense vio como la pandemia se llevó por delante a uno de sus principales culpables del ascenso de la Fórmula 1 a la categoría de Hollywood y, su principal culpable fue uno de sus directores de marketing más emblemáticos, John Hogan.

De cómo la Fórmula 1 dejó de fumar ——y eso arruinó su salud
Vice

Era la mano derecha del CEO, Phillip Morris, ya que afinó su instinto empresarial tras haber hecho una intensa terapia olfativa al haber visto una película de Clark Gable referente a las 500 Millas de Indianápolis, llamada To Please a LadySu velocidad vertiginosa fue retratada al otorgar su primer apoyo a una leyenda como James Hunt en el equipo McLaren, siendo la primera piedra para el Imperio que iban a construir con la pócima de la adicción.

Fumar puede matar, al igual que la dependencia a la competición, o si no que se lo digan a una McLaren que quería llevar a verdaderos adictos a la gloria como el revivido ave fénix Niki Lauda o el veloz inmortal Ayrton Senna y a que Honda degustase el caviar de la victoria. Pero la ambición no tiene tratamiento, y se expande como la gripe, siendo Ferrari era el nuevo organismo al que inyectar su nicotina durante los trepidantes e imperfectos años 80.

Si el éxito de Honda fue una borrachera de éxitos, Ferrari rozó el coma etílico porque uno de los efectos secundarios de la adicción por ganar está la competencia sin cuartel, ya que tras haber ganado con total contundencia en el periplo Jean Todt-Ross Brawn-Michael Schumacher, vio como acechaba la competencia de Mild Seven, Fernando Alonso y Renault. La tabaquera nipona supuso el arquitecto de los inolvidables bólidos R-25 y R-26 con sus consecuentes títulos mundiales.

Barcelona Test 1 - Day 3: Sebastian brings the first test to an end

Fue el duelo definitivo de Fernando Alonso y Michael Schumacher como retrato de la definitiva lucha sin cuartel entre patrocinadores ansiosos por convertirse en los mayores suministradores de dopamina. Los niveles de dependencia llegaron a tal punto que las ansias de recibir dosis indigentes de dinero fueron cortadas de raíz con la llegada de las restricciones de la Unión Europea para frenar la promoción del tabaco. Pero aunque la mona se vista de seda, mona se queda, o lo que es lo mismo, la prohibición explícita dio paso a la publicidad subliminal o a utilizar tapaderas como Mission Winnow. Y esperemos que sea así por años, porque Don Dinero otorga oxígeno y a veces hace falta echar mano de Nicolás Maquiavelo: «el fin justifica los medios».

 

Fuente de la imagen: @ScuderiaFerrari.

Síganme en: @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_deportivo, en nuestro Facebook: VIP DEPORTIVO e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario