La Mejor Información Deportiva

Marcelino y Javi Gracia, casos gemelos

0

Marcelino y Javi Gracia han caído por sus directores en un duelo de egos sin importar el rendimiento deportivo, la plantilla o la afición.

En muchas ocasiones el ego y el duelo de poderes sobrepasa lo importante que es el bien común. El sentirse el mejor y el jefe nubla la vista de los dirigentes y no confían totalmente en los entrenadores. Encima si aparte los entrenadores no doblegan ante las imposiciones de los propietarios el lío ya está montado.

Esto ha sucedido infinitas veces desde hace muchos años como con Cantatore y Marcos Antonio Fernandez. A pesar de que fue el entrenador más exitoso de la historia del Real Valladolid con dos clasificaciones a Europa y una final de la Copa del Rey, un inicio de temporada regular y problemas en la renovación provocó el enrarecimiento de la situación en Pucela. Terminó de explotar en pleno directo tras una discusión que acabó en el despido del técnico chileno. Lo curioso de la situación es que estaba siendo escuchado en la Cope porque Jose María Gracia los pincho en su programa. Situaciones rocambolescas de otra época.

Cantatore: “El contrato que yo arreglé con tu papá en 5 minutos, él me llamó 4-5 veces porque me dijo que no quería que pasara más el tiempo, es el mismo que tengo en este momento. Lo que tú estás diciendo es pura mentira”

Marcos Antonio: “Yo he renegociado el contrato contigo, por lo menos, tres veces este mes”

Cantatore: “¡Es pura mentira lo que estás diciendo!”

Marcos Antonio: “Vicente, te voy a dar el gustazo de decirte ahora mismo que estás absolutamente destituido”

Sin embargo, no hace falta remontarse a los 90 para encontrar un ejemplo. Los dos últimos han sido los de Javi Gracia Marcelino. El ya ex-entrenador del Watford había llevado a la final de la FA Cup luego de 35 años sin llegar a esa instancia. Además acabó en la undécima posición que concuerda con el presupuesto del club. No obstante todo se empezó a torcer desde la victoria en la copa ante los Wolves. En siete partidos solo ganó un partido ante el ya descendido Huddersfield. Luego, en el mercado de fichajes no ha habido ningún tipo de acuerdo entre los Pozzo y Javi Gracia. Al final llegaron tres fichajes Craig Dawson, Welbeck y Sarr. Visto el uso de estos jugadores nada indica que sean consensuados con el técnico. La gota que ha colmado el vaso ha sido un punto en los cuatro jornadas.

Se cubre con la vuelta de Quique Sanchez Flores, que en su momento ya se fue por la mala relación con los dirigentes. Por ejemplo, él dijo que no había ninguna profesionalidad en el club. Aparte, antes de acabar la temporada ya vio a su sustituto por las gradas. En definitiva, los Pozzo solo miran por el dinero que generan y por sus intereses personales. Esto se ve en que les dio igual el posicionamiento unánime a favor de Javi Gracia por parte de la plantilla y de la afición.

Resultado de imagen de javi gracia watford

El caso más flagrante ha sido el de Marcelino. Ha conseguido dos clasificaciones a Champions League y una Copa del Rey. Su mérito es impresionante viendo la situación que se encontró hace dos años. Cuando llego potenció a muchos jugadores que parecían estar en un limbo con el ejemplo perfecto de Dani Parejo. Al centrocampista lo ha convertido en un fijo de la Selección  y en uno de los mejores jugadores de LaLiga. También ha descubierto el gran delantero que hay dentro de Rodrigo.

No obstante, disputas entre la pareja Mateu Alemany-Marcelino y Peter Lim-Anil Murthy en los fichajes. Mientras que los dirigentes apostaban por jugadores de su amigo Jorge Mendes, el dúo entrenador y director deportivo buscaban futbolistas que encajaran en el 4-4-2. Estas confrontaciones como fue la llegada de Maxi Gomez en vez de André Silva o la llegada de Mangala en vez de Laguardia hizo que sus puestos peligraran en pleno agosto.

Sin embargo, su salida se ha producido en el peor momento posible: después del cierre de mercado. Esta decisión se entiende como un solución para evitar que hubiera una huida de muchos jugadores fieles a Marcelino como puede ser Parejo, Rodrigo, Kondogbia, Garay… Las puyas del técnico asturiano a los propietarios tampoco ayudaron a mejorar la relación. Por ejemplo, contestó en rueda de prensa: «Si se va Rodrigo y me imponen un fichaje, sabréis mi respuesta». La plantilla ha mostrado en redes todo su apoyo a Marcelino destacando su exigencia y que no lo han dejado trabajar.

Resumiendo en todos estos casos siempre ha sido perjudicado el proyecto que cae en picado. En muchos casos la plantilla y la afición ni pinchan ni cortan en estas decisiones. Durante los próximos años seguiremos viendo que egos se cargan vestuarios y proyectos. En fin, la codicia del poder.

Fuente: Getty Images

Síganme en @desdelaromareda (@david20074) y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario