La Mejor Información Deportiva

Maradona, la raíz más grande e inmortal del fútbol

0

Maradona representa el fútbol porque significa los inicios del fútbol auténtico, el fútbol que se convirtió para siempre en algo universal.

Yo no tuve la suerte de ver al Maradona futbolista, y si la malísima suerte de convivir con el personaje. Por eso Dios, que es más futbolero que tú y yo juntos, nos envió a Messi para, con su don, regalarnos felicidad. Mi padre, hombre de fútbol, si tuvo la envidiable suerte de crecer viendo al Maradona futbolista pero, al igual que yo, también tuvo la mala suerte de ver al personaje. Aún así, conociendo ambos lados, mi padre y yo nos sentimos representados por Maradona porque Maradona representa el fútbol. Maradona es el fútbol. El fútbol es la vida. Y la vida es Maradona.

El fútbol existía antes de que llegara Maradona a esta vida, pero el fútbol no era más que un deporte llamado fútbol. El fútbol era un árbol que si, estaba ahí y cada vez imponía más en la vista de los humanos, pero no tenia la fuerza necesaria para ser algo más que simplemente fútbol. Maradona llegó a esta vida y convirtió al fútbol en algo más que fútbol, en algo universal cuando era imposible. Diego Armando es la raíz del fútbol auténtico, el fútbol de la calle. Es la raíz más grande de un árbol que creció y al cual en el presente le siguen saliendo ramas, pero que esto no hubiera sido posible sin la aparición desde lo más abajo de un hombre con las botas rotas que cumplió el sueño de llegar y llevar al fútbol a lo más alto.

Maradona fue capaz de unir pueblos con un balón. De enfrentarse al mundo sólo pero con su mejor y más aliado amigo, la pelota. Y lo hizo a su manera tan rechazada por sus detractores, tan apoyada por sus seguidores y tan respetada por los admiradores del fútbol de verdad. Maradona vivió el fútbol con pasión, y convirtió al fútbol en una pasión. Sólo hay un fútbol. Sólo hay una vida. Y sólo hay un Maradona. Y el ‘Pelusa’ vivió el fútbol y su vida con la pasión con la que cada uno de nosotros debemos vivir el fútbol y la vida. Maradona vivió el fútbol y su vida como si no hubiera un regate más, un mañana.

Cuando se alejó de su mejor amigo, el balón, Maradona cometió todos los errores que puede cometer un ser humano. Pero, ¿Por qué quedarse con lo malo habiendo algo bueno? ¿Por qué quedarse con las muchas cosas malas de esta vida habiendo pocas pero más fuertes cosas buenas? Diego Armando, desde el cielo de los futbolistas, sabe que se equivoco, pero desea que nos quedemos con su legado. Un día mi padre dijo que «cuando una persona deja un legado inalcanzable para todo aquel humano que viva una sola vez, ciertamente se convierte en inmortal». Maradona dejó el legado de hacernos felices con un balón. Un legado que lo convierte en inmortal. Lo que hiciste por el fútbol y por nuestras vidas, porque al astro argentino siempre le importó más que hacer por nuestras vidas que por la suya, nadie lo olvidara, ni siquiera los que no tuvimos la suerte de verte jugar al fútbol, pero que aún así en el día que te fuiste a otro estadio nos hiciste crujir un poco nuestros corazones. Gracias, Diego Armando Maradona.

 

Imagen destacada vía: SSC Napoli.

Síganme en @franyako y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo. En nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.  

Deja un comentario