La Mejor Información Deportiva

Mallorca, Leganés y Espanyol, con pie y medio en Segunda

Vicente Moreno, decepcionado
0

Mallorca, Leganés y Espanyol están muy cerca de firmar su sentencia a Segunda. Si tirando de estadística la salvación ya se ve complicada, su juego tras el parón tampoco parece propicio para gestas. Hasta el más optimista titubea.

No, esta jornada tampoco. Ninguno de los tres farolillos rojos de LaLiga ha logrado sumar puntos para intentar sacar la cabeza fuera de las posiciones de descenso. Y ya hace 10 jornadas, desde principios de febrero, que tanto Mallorca, Leganés como Espanyol están en el pozo de la clasificación, inamovibles. Avanzan tan poco a poco que no hay quien los saque de allí.

El parón de tres meses por el coronavirus parecía una oportunidad idónea para cortar de raíz las malas rachas, para desconectarse de la vorágine de partidos, entrenos y más partidos y poder centrarse de nuevo. Era el momento perfecto para fijar nuevas presas cercanas a la antepenútlima posición e ir a por ellas en cuanto se reanudara LaLiga. Pero nada más lejos de la realidad: las potenciales víctimas, como el Valladolid, el Alavés, el Eibar o el Celta se han puesto la pilas –algunos despertando a sus ‘jugones’ de cabecera y otros exprimiendo al máximo sus aptitudes– y se han ido alejando de las plazas menos deseables. El último en emprender la escapada ha sido el equipo eibarrés, gracias a la valiosa victoria de ayer en Granada.

Antes del parón, Mallorca, Leganés y Espanyol también tenían motivos –algunos más que otros– para creer y salir de las posiciones de descenso. El dueño de los ‘pericos’ puso encima de la mesa argumentos de sobra en forma de dinero: en el mercado de invierno vinieron al rescate el portero Oier, como suplente; el central Leandro Cabrera, para apuntalar la defensa; y los delanteros Embarba y Raúl de Tomás, encargados de darle más gol al equipo. A los más de 40 millones de euros gastados en cromos de última hora se sumó Abelardo, ya despedido, un técnico más que experimentado en situaciones peliagudas. Parecía un buen plan de emergencia.

Los baleares y los ‘pepineros’ no exibieron un potencial económico tan grande –tampoco lo tienen–, pero los primeros se aferraron a la magia del jovencísimo Take Kubo y los segundos, al oficio de su experimentado entrenador, Javier Aguirre.

Cambios inexistentes

No obstante, la transformación tan deseada no se ha terminado de producir. A estas alturas todavía ninguno ha logrado cambiar el chip y cada vez se están quedando más y más rezagados. El dato, frustrante, que más salta a la vista es el más elemental de todos, los puntos: de los 15 que se han disputado, Mallorca, Leganés y Espanyol tan solo han conseguido sumar uno, dos y cuatro puntos respectivamente. Por otra parte, el número de goles anotados tras el parón también es muy revelador, además de preocupante: Espanyol y Leganés han marcado tres; los baleares, tan solo dos. Con estas cifras, tan poco sintomáticas de mejoría, no se puede ir a ninguna parte más que a Segunda.

Al echar un vistazo a las siguientes jornadas cuesta aun más pensar en la proeza de alguno de estos tres equipos. A cada uno de ellos le tocará enfrentarse al Barcelona, al Real Madrid o al Atlético, además de tener que jugar otros partidos durísimos contra rivales también poderosos y que estarán en plena lucha por las plazas europeas. Los últimos de la tabla siempre lo tienen muy difícil frente a los de arriba, pero sin un alma alentándolos desde las gradas la tarea se hace casi imposible. Además los tres aun necesitan un buen saco de puntos para salir del hoyo, como muy mínimo, tres victorias y algún empate. Si alguno de ellos logra la permanencia la palabra «milagro» se quedará corta.

 

Imagen principal vía: RCD Mallorca.

Síganme en @davidmilian_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario