La Mejor Información Deportiva

La épica como única salvación

0

Tablas en Son Moix en las que a punto estuvo el Sevilla de hacer el 1-2 en el 94′, pero que por méritos propios el Mallorca mereció algo más.

Jornada intersemanal de LaLiga, 7 de la tarde en Son Moix, el mejor plan posible para una tarde de finales de octubre cuando el frío empieza a asomar. El mismo frío que te hiela al ver los altibajos, la emoción y lo impredecible que es este deporte. La vuelta de Biris Norte al Sánchez-Pizjuán el pasado domingo y los 5 goles conseguidos ante el Levante en ese mismo partido, parecía una bocanada tremenda de aire para encarar una buena dinámica. Pero hoy han vuelto a recaer en ese juego plano. Aunque hoy más que demérito del Sevilla, que también, ha sido mérito de los de Luis García Plaza.

El Mallorca es un equipo que hasta ahora ha venido ejerciendo un muy buen juego, pero los resultados se le escapaban en los últimos minutos en varios encuentros. Por lo que no hay que subestimar para nada al conjunto local que llegaba al partido sin una pieza clave como es Kang-In Lee, que sufrió una doble amonestación en Mestalla la pasada jornada. Lopetegui por su parte apostó por segunda vez consecutiva por la titularidad de Óliver Torres y Munir, ambos elegidos por su buena actuación y posible redención frente al Levante en la pasada jornada.

El Mallorca tuvo muy claro su plan de partido desde el inicio. La primera ocasión clarísima llegó a los 2 minutos del inicio. Ejercían una presión muy alta incomodando enormemente la salida de balón sevillista. Gracias a esto los locales consiguieron contar con alguna oportunidad de gol que lamentablemente para sus intereses no fue transformada. En el 22’ conseguía adelantarse el conjunto balear gracias a Antonio Sánchez, cabe destacar la buena acción de Ángel que facilitó mucho el tanto. La ocasión más clara del Sevilla llegó con un pase largo de Koundé directamente sobre Rafa Mir que tras una mala salida de Manolo Reina no consiguió encontrar portería con una vaselina. El conjunto de Nervión no conseguía penetrar de ninguna manera esa doble línea defensiva del Mallorca en bloque bajo que se situaba muy junta y estaba resultando infranqueable y un absoluto quebradero de cabeza para toda la expedición sevillista.

En el descanso Julen Lopetegui decidió cambiar a Marcos Acuña por Ocampos, modificando así el esquema de juego. Pasaron a una defensa de 3 conformada por Koundé-Fernando-Diego Carlos con Navas de carrilero derecho y Ocampos en el sector izquierdo. Tardó apenas 5 minutos empezada la segunda parte Lopetegui en realizar una triple sustitución y normalizar así el sistema visitante. Os hacéis una idea de los superado que estaba el Sevilla. No estaba nada contento el técnico vasco con lo que estaba sucediendo en el verde.

Dos acciones claras de gol con poste incluido se repartieron ambos equipos en la segunda parte. El Mallorca cambió su plan de partido y pasó a ser un equipo más pasivo, sin importarle que el Sevilla tuviera la posesión pero quería un segundo tiempo con las menos ocasiones posibles. Esta decisión fue seguramente la peor que podía tomar el técnico madrileño, desde ese momento el rumbo del partido cambió por completo. Aun así, el partido podía parecer estar controlado pero con lo que no contaban los de Luis García Plaza es con que en una jugada aislada, en el minuto 73, llegaría el empate sevillista mediante un tiro con rosca de Erik Lamela a la escuadra del palo largo, solo a la altura de los mejores. Es lo que tienen los equipos grandes con estos jugadores. En los días malos, te salvan las individualidades.

Desde este momento los 20 minutos consiguientes transcurrieron de una manera mucho más calmada sin claros acercamientos, salvo en el tiempo de descuento, que fue uno absoluto vaivén de emociones. Este corto periodo de tiempo estuvo protagonizado por Ocampos. El argentino hizo el 1-2 en el último minuto del descuento, pero Jaime Latre lo anuló por mano de Fernando Reges en el pase de gol. El tiempo añadido se alargó hasta el minuto 99. La incertidumbre del VAR nos tuvo a todos levantados del sofá durante 4 largos minutos.

Apunto estuvo el Mallorca de continuar con su maldición de los últimos minutos en esta campaña que varios puntos les ha arrebatado a los baleares. Aun así, las sensaciones son más que buenas y en el largo plazo estoy seguro de que llegarán los resultados deseados. Las próximas 4 jornadas para el Mallorca serán más que decisivas, contra a priori 4 rivales directos en la lucha por la permanencia. Del conjunto bermellón me veo obligado a resaltar las actuaciones de Dani Rodríguez, Iddrisu Baba y Ángel, sobre todo en la primera parte que ha sido una delicia audiovisual.

 El Sevilla no aprende y sigue intentando tirar de la épica para atribuirse puntos que se consideran obligatorios en un equipo que se plantea tales objetivos. En las próximas semanas hay partidos de Champions de por medio y un derbi que se acerca, no hace falta decir la importancia que tiene este partido en la capital andaluza y para la propia afición. Muchas dudas tanto en lo deportivo, como en lo institucional con la reciente Junta General de Accionistas, que da para escribir largo y tendido, pero en otra ocasión.

 

Imagen principal vía: Sevilla FC.

Síganme en @ValdesBlasco y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario