La Mejor Información Deportiva

Malcom insiste en tocarle la puerta

Foto tomada de Marca
0

El jugador brasileño quiere triunfar en el Barça.

Parece estar más fuera que dentro en cuanto a los planes de Abidal, Segura y Planes, si de la próxima temporada se habla. Malcom, historia suficientemente conocida cuando miramos el verano de 2018, tiene entre ceja y ceja triunfar en Can Barça, pero Ernesto no da claridad de un total convencimiento, por lo que la renovación del txingurri por una campaña más como DT azulgrana, más otra opcional, hacen que el joven extremo brasileño no sepa del todo cuál será su futuro.

Carga con la pesada losa de su precio, de las formas, aquel avión que cambió su destino final, pues no aterrizó en Roma, sino en Barcelona. Fueron 41 millones de euros que aún no se han podido justificar del todo, aunque quizás no sea su culpa en mayor medida, ya que si no estás en la cancha, cómo justificas lo pagado. Es ahí, en el rectángulo verde, donde se dicta sentencia, la que te confirma o te borra, según se vea, según te vean.

Resultado de imagen de malcom fc barcelona
Imagen vía: Infobae

Hubo lágrimas en la ciudad de la moda. Ante el Inter pisó el verde en el minuto 80, la pizarra reflejaba una igualada a cero, hasta que el 14, quien había entrado por Dembélé, corrió por la banda derecha, recortó hacia el centro, se desmarcó de sus rivales, remató de zurdo; su pierna fuerte y, con los brazos al cielo italiano, sus ojos eran un río de alegría. Era el mes de noviembre de 2018, partido de Champions y su primer gol como culé. Antes había quedado en el olvido tras posiblemente desaprovechar un mano a mano ante el Valladolid en la segunda jornada liguera, lo que pareció anecdótico para todos, menos para Valverde.

Su “protagonismo” creció luego de unas palabras de Messi, su diana frente al elenco negroazzurro y las tardanzas de Ousmane, pero sus prestaciones ante el Betis, su única titularidad liguera hasta hoy, volvieron a ser insuficientes para Ernesto. Tiró del ex del Girondins en Copa, para refrescar a los de siempre y porque el rival (La Cultural) se pintaba como ideal para que él recuperase la confianza que suele perderse cuando su entrenador solo te observa en las prácticas. Para colmo, surgen lesiones en momentos inadecuados.

Imagen vía: El Periódico
Imagen vía: El Periódico

Después de su perforación copera, en esa misma competición, pero ante el Levante, desechó otra gran ocasión de embocar el arco rival, desapareciendo en los planes de la vuelta por la obligación de remontar. Frente al Sevilla, más de los mismo. Sin salirnos del torneo del KO, llegaba la ronda de los Clásicos y con la ausencia del 11 y la incógnita del 10, Valverde lanzó al césped del Camp Nou a Malcom, quien se fue embullando con el paso de los minutos y cuando la afición se emocionaba por el casi arribo al campo de Leo, el brasileño recogió un rechace de Navas y con la plasticidad que casi siempre traen los de su tierra, puso el 1-1 que dio vida a los suyos de cara al Bernabéu.

No fue hasta el reciente derbi del pasado sábado que el txinurri volvió a recurrir al 14 para intentar cambiar el curso del partido. El marcador mostraba una igualdad sin goles hasta que Messi; otra vez de tiro libre comenzó a decantar la balanza. Con Malcom ya en el terreno y el choque solo por la mínima, un saque de Ter Stegen, una combinación entre Rakitic y Lionel, con pase en profundidad del primero para que Malcom ganase por velocidad, vistiéndose de Alba, pues su pase hacia atrás para el 10 derivó en el definitivo 2-0. Rectificar es de sabios y quizás hacia allá deba ir encaminada la filosofía de Valverde para con el joven brasileño, que calidad tiene, aunque de momento solo se vea por chispazos.

Pueden seguirme en @cronicarian y toda la información deportiva en @VIP_Deportivo así como el Facebook e Instagram de VIP Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.