La Mejor Información Deportiva

Lunin, ¿listo para el Real Madrid?

0

Con la probable salida de Areola, Lunin tiene ante sí la oportunidad de formar parte de la plantilla blanca la  próxima temporada. El guardameta ucraniano juega actualmente en Segunda División, donde está cuajando una notable actuación en el Real Oviedo.

En el verano de 2018, el Real Madrid anunciaba la incorporación de un joven portero de apenas 18 años procedente del fútbol ucraniano, Andriy Lunin. El fichaje se cerraba en torno a los 8 millones y se presentaba como uno de los porteros del futuro. Ese mismo verano tuvo sus primeros minutos en la pretemporada blanca, pero el conjunto dirigido en aquel entonces por Julen Lopetegui tenía una gran competencia bajo los palos. Con la pareja formada por Keylor-Courtois apenas tendría minutos. Por eso se decide que salga cedido en busca de minutos para conocer la categoría y sumar experiencia a sus espaldas.

En su primera temporada en España estuvo en el Leganés. En el cuadro pepinero no tuvo todos los minutos que esperaba y apenas jugó 7 partidos entre liga y copa. No fue fácil para él jugar teniendo como adversario a Iván Cuéllar. En verano se erigió como el mejor portero del mundial sub-20 y logró el título, además del guante de oro. Se rumoreó la posibilidad de que ocupase la portería blanca como sustituto de un Keylor Navas que quería marcharse ante la falta de minutos. Pero finalmente el conjunto blanco no confió en él como relevo de Courtois y decidieron que en la operación del guardameta costarricense llegase Areola en calidad de cedido.

En su segunda temporada en la élite, Lunin volvió a salir cedido, esta vez hacia pucela. Allí se esperaba que esta vez si contase con los minutos deseados y explotase de una vez por todas. Una vez más se enfrenta a un hueso duro de roer como es Jordi Masip y no logra la continuidad que buscaba. Si el primer año en Leganés no jugó lo suficiente, este curso menos aún. En la media temporada que estuvo tan solo disputó dos encuentros de la Copa del Rey.

Es entonces cuando aparece en escena Francesc Arnau, director deportivo del Real Oviedo. El club azul se encontraba en una situación crítica y veía necesaria la incorporación de un portero. Se pone en contacto con el club blanco y tras una negociación a tres bandas el ucraniano firma por el equipo asturiano hasta final de temporada. En este movimiento a tres bandas el Valladolid repescó a José Antonio Caro, guardameta hasta entonces en la Ponferradina donde estaba realizando una excelente temporada.

Andriy tenía por delante su gran oportunidad. La de demostrar su nivel y que sí está preparado para defender la portería blanca. El guardameta desde el día de su presentación se mostraba muy ambicioso. Hablaba de conseguir los objetivos con su nuevo club, pero sin perder de vista la oportunidad de jugar en el Madrid a medio plazo.

Desde el primer partido se afianzó en la portería carbayona. A día de hoy ya lleva 16 partidos jugados. Todos desde su llegada. Y ha dejado su portería a cero en 5 ocasiones. No tuvo un buen debut, pues un error de comunicación con la zaga azul supuso uno de los goles del Almería en la derrota por 2-0 en los Juegos del Mediterráneo. Pero desde entonces fue creciendo. Sin lugar a dudas hay una faceta en la que destaca por encima del resto. La de parapenaltis. Y es que cuando tiene un duelo en los once metros se crece. Desde su llegada a la capital asturiana le han lanzado 6 penaltis y ha logrado parar 3. El 50%. Y eso no es tarea fácil, ha conseguido frenar a grandes expertos como Álex Fernández y Emre Çolak.

Esta faceta suya ya la conocíamos, por ejemplo en su última actuación con el Valladolid se erigió como héroe para parar dos penaltis en la tanda y dar el pase a su equipo a la siguiente ronda de la Copa del Rey.

Lunin destaca por su gran envergadura, pero si bien hay que admitir que no lo aprovecha al 100%. En muchos encuentros, sobre todo en sus inicios en España, pecaba de atrevimiento. Se quedaba bajo los 3 palos y le costaba salir en acciones que requerían de su ayuda. Eso mismo ocurrió en sus primeros encuentros en Segunda con el Oviedo, pero con el paso de los partidos ha ido mejorando. Uno de los motivos sin duda puede ser la continuidad.

View this post on Instagram

+1 sumamos y seguimos🔵⚪

A post shared by Andrey_Lunin (@lunin_andrey) on

Tener confianza siempre es clave para poder rendir al máximo y el guardameta cedido por el Madrid no la había tenido hasta el momento. Otro aspecto negativo es que en ocasiones no se comunica bien con sus compañeros. Al final se hacen un lío entre todos y balones que son claramente suyos acaban en tierra de nadie. Ha tenido varios de este tipo que ha logrado solventar con su calidad bajo los palos. En el fútbol moderno cada vez tiene más importancia el juego de pies. En este aspecto Lunin no lo hace nada mal. Evidentemente no está al nivel de otros como Ter Stegen o Ederson pero sus balones en largo van con criterio y generalmente llegan a su destinatario.

Por el resto, ha demostrado lo buen portero que es y el brillante futuro que le espera por delante. Con 21 años tiene la posibilidad de formar parte de la plantilla del Real Madrid de una vez por todas. El regreso de Areola a la disciplina parisina le abre las puertas completamente. Pero, ¿está preparado para ser el portero suplente de uno de los mejores equipos del mundo?

La realidad es que aún está un poco verde para la exigencia que tendrá en Chamartín. Lo mejor sería una cesión a un equipo de Primera División donde sí tuviese continuidad para seguir desarrollándose. No hay que olvidar que tan solo acumula 5 partidos en la máxima categoría. Y ya no solo sería lo mejor para el líder de Laliga, sino para el propio jugador. Tras temporada y media sin apenas minutos, ha visto como en Oviedo ha logrado crecer y sumar minutos para continuar mejorando. En el futuro puede llegar a ser uno de los mejores porteros del planeta, pero no puede estar un año más sin jugar regularmente. Y en el Madrid va a ser muy complicado que juegue más allá que los partidos de la Copa del Rey.

El Oviedo luchará por continuar con sus servicios una temporada más, pero a día de hoy parece bastante improbable que Andriy continúe en la disciplina carbayona. La posibilidad de que forme parte de la plantilla blanca es muy real, pero veremos si acaba siendo una buena opción para el jugador. El futuro lo dirá.

 

Imagen principal vía: Real Oviedo

Síganme en @cazorlismo_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo , en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario