La Mejor Información Deportiva

Luka Modrić: magia y elegancia a partes iguales

0

Luka Modrić pone fin a una temporada de ensueño en cuanto a galardones, sumado a un estratosférico nivel individual y rendimiento constante.

El genio croata es un futbolista legendario. Irrepetible. Con un asiento reservado en el Salón de la Fama de la longeva historia del Real Madrid. Así como también del fútbol en general. Y es que Luka no deja de embelesarnos en cada partido, pues una acción que nos levante del asiento se ha convertido en un hecho prácticamente rutinario. Pero a la vez, capaz de sorprendernos.

El centrocampista de Zadar aúna unas características y una personalidad que lo hacen único que, además, representa a las mil maravillas los valores del Real Madrid. Caracterizado por una finura y delicadeza con el balón exquisitas, aunque también con una actitud infatigable y de trabajo duro cuando la situación lo requiere. Sumado a esto, también reúne un gran repertorio de habilidades que lo convierten en un excelso prestidigitador con los pies; y una inteligencia magistral que le permiten minimizar sus debilidades en un fútbol cada vez más físico.

Modrić no necesita justificación, solo hay que verlo sobre el verde. Una nueva Copa de Europa lo corrobora. Su quinta Copa de Europa. Posiblemente la más especial para él y para un gran número de madridistas. Aquella en la que ha agrandado su leyenda y en la cual ha protagonizado varias fotos para la eternidad.

9 de marzo. Minuto 75 en el Santiago Bernabéu por debajo en el marcador. Una figura con el ’10’ a la espalda y a través de una elegante e incansable conducción, dejaba atrás a seis contrincantes del PSG incapaces de detenerlo. Un pase, fruto de esa brillante acción, destroza la última línea de la retaguardia parisina para encontrar en ventaja a Vinicíus. Luego, desde la frontal del área, y escondiendo el esférico como un ilusionista, encuentra a Benzema con un pase lleno de magia, clase y la esperanza de millones de madridistas que solo él es capaz de ver. Lo demás, ya conocido, es parte de la historia.

Próximamente, frente al Chelsea también hizo acto de presencia en ambas citas. En Stamford Bridge, firmó una asistencia increíble. El balón llegaba perfectamente teledirigido desde fuera del área hasta la cabeza de Karim Benzema. No obstante, en el Santiago Bernabéu, el pasado campeón de Europa, valedor de su hazaña, puso contra las cuerdas al plantel de Ancelotti. Este agitó el avispero y frotó la lámpara para hacer aparecer al genio croata. Y Luka, ejecutó uno de sus trucos marca de la casa. Un centro milimétrico con una ejecución bellísima con el exterior del pie derecho desde fuera del área. El destinatario, su ahijado futbolístico: Rodrygo Goes, quien fulminó a Mendy. Ambos, coautores de una secuencia magistral e imborrable para la memoria madridista.

Esta nueva campaña volveremos a verlo vestido de blanco. Pues, tanto el club como Modrić no tienen en mente romper esta relación marital. Además, él se ve capacitado e incluso parece que su fisonomía mejora con el transcurso de los años. Supongo que también forma parte de su magia.

Imagen principal vía: @realmadrid.

Síganme en @TacticaIEden y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook VIP Deportivo e Instagram  @vp_deportivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: