La Mejor Información Deportiva

Diario de una Eurocopa: feliz con el balón

0

Ensayo sobre el paso de la vida por Luka Modrić representado por su gol con el exterior ante Escocia en su último partido de fase de grupos.

Los años de infancia los pasé en un colegio religioso de Córdoba llamado San Francisco de Sales perteneciente a la congregación Salesiana. Aunque mi satisfacción puede diferir sensiblemente con el modus operandi que se pudo tener a la hora de introducir la Religión, aprendí el valor de la disciplina y de la perseverancia para conseguir un hito que te genere gran satisfacción.

Aprendiendo hasta de lo que te disgusta

Solamente permanecí en dicho centro durante mi periplo como colegial de Educación básica, y aunque me percaté de que el trabajo te permite aprobar, pero el tiempo me llevó a alejarme de la fe cristiana, mis pisadas en esta travesía de la vida me fueron devolviendo a las nociones físicas.

No necesité que el COVID-19 rompiese muchos planes en 2020 para percatarme de la existencia de señales, ya que nosotros podemos sufrir noticias inesperadas y alejadas de nuestro margen de actuación. Una esclerosis múltiple, una ELA diagnosticada, un tumor, un traslado de ciudad o incluso el hecho de haberte tocado un premio de Lotería son ejemplos de que el cosmos se encuentra constante movimiento.

Sin ir más lejos, y sintiéndolo mucho para los terraplanistas, la Tierra gira sobre sí misma y alrededor del Sol. De este modo, la luz de la principal estrella del Sistema Solar aparece de forma desproporcionada en cada rincón del planeta, tanto literal como metafóricamente. Yéndonos a principios de los 90, España era toda una fiesta al haber albergado la Expo en Sevilla y los JJOO en Barcelona durante 1992, mientras que los pueblos balcánicos se mataban en una cruenta guerra.

Luka Modrić acabó siendo testigo en primera persona de aquella carnicería y el paso del tiempo le acabó otorgando un Balón de Oro tras años de rendimiento extraordinario con el Real Madrid y la selección de Croacia. Además de su rendimiento, su lealtad a la vida le llevó a renovar con el conjunto blanco hasta los 37 años, muy a pesar de haber tenido que prolongar su contrato «únicamente» por un año y con una consecuente bajada de sueldo.

Por otra parte, otros optaron por pasar de decir que jugarían gratis en el Real Madrid a ver como caducaba su oferta de renovación, al igual que hemos visto a leyendas anunciando su deseo de marcharse del supuesto club de su vida por burofax. Porque la lealtad a un club, y quizás a la vida no se mide por el tiempo que pasas con algo o alguien, sino cuál es tu tratamiento hacia aquella res cogitans con la que te relacionas.

Francesco Totti estuvo toda la vida en la Roma, pero su rendimiento acabó situándose a años luz durante sus últimas temporadas. ¿No habría sido más conveniente una retirada a tiempo por el bien del club? Carles Puyol lo hizo en 2014 a pesar de que contaba con dos años más de contrato y, por supuesto, tras haber estado toda una vida como blaugrana.

No solamente se trata de ser feliz con el balón, sino también identificar cuando dejas de serlo, o mejor dicho, cuando tu presencia supone un palo para las ruedas que un turbo para seguir progresando. Luka Modrić fue convocado por Croacia porque su rendimiento en el Real Madrid era digno para ayudar a la selección croata. Cabe recordar que Mario Mandžukić no fue convocado a pesar de haber sido testigo del resurgimiento del Milán en la temporada 2020-21.

Vivan las señales

Debo reconocer que mi rostro sonreía mientras veía por televisión como Luka no dejaba de luchar con nobleza, pero sin el excentrismo de figurines ante República Checa para que su selección tuviera posibilidades de pasar a octavos. Sin embargo, una parte de mi quería que Croacia pinchara para que las posibilidades de ver a España en las eliminatorias aumentasen.

Mis compañeros de batallas de bar pensaron lo mismo que yo, muy a pesar de nuestra estima hacia la selección croata. En ese momento, comenzó a acechar una gran lluvia de verano sobre nuestros cuerpos, lo que evidentemente nos empapó hasta que encontramos un lugar para refugiarnos. ¿Podría haber sido una señal para haber antepuesto el fútbol ante nuestros intereses personales?

Nunca lo sabremos, pero si sé que volví a percibir como la fuerza productiva acaba viendo sus frutos en representación del capitán croata, Luka Modrić. Su gol con el exterior puso tierra de por medio sobre Escocia y, en consecuencia, haber certificado su pase a la fase del KO. Aunque se trata de su deber, se trata de una demostración de haber certificado como el tiempo sigue permitiéndole sacar su magia.

Queda muy utópico decir que la edad está en la mentalidad, no en el DNI, pero el envejecimiento no es ajeno a todos. No obstante, es posible poder alargar edades, y no solamente aparecen en el fútbol. Servidor optó por subir hasta la chimenea cuadrá de Puertollano para tomar un poco de aire y pensar posibles ideas de capítulo para este diario. Mientras subía hacia mi objetivo, recordé las veces que mi abuelo venía en sus paseos mañaneros de jubilados.

¿Cuántas veces provocó que mi madre y mi tíos se llevasen las manos a la cabeza por verle realizar este tipo de caminatas? Sentía que su edad no le impedía realizar dicha acción y, sobre todo, era feliz con el balón, o mejor dicho, viviendo la vida. Su nieto fue a homenajearlo realizando el trayecto que tantas veces recorrió mientras planeaba dedicarle un artículo a otra persona que vivió el pavor de una guerra como él.

Imagen principal vía: @lukamodric10.

Síganme en @victor9715 toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario