La Mejor Información Deportiva

Luka, el digno sucesor

0

El 9 de septiembre de 1985, nació en la pequeña ciudad adriática de Zadar, en la región histórica de Dalmacia, en la antigua Yugoslavia, un joven niño que tuvo que desplazarse de su hogar junto con su familia debido a la Guerra croata de independencia llamado Luka Modrić.

Desde bien pequeño supo lo que era sufrir, el dolor y la tragedia en su propia familia. Pese a todo, y una vez finalizada la guerra, este joven decidió quedarse en su ciudad para jugar al fútbol en lugar de ir a su pueblo a vivir con su familia. A los dieciséis años fichó por el Dinamo de Zagreb. Apostaron por él y acertaron.

Fuente: El Mundo

Dieciocho años después, aquel endeble joven que llegó a las filas del gran club croata, ha reventado la edad moderna del fútbol.

A lo largo de la última década, muchos han sido los nombres que han pasado por las bocas de los entendidos del fútbol sobre quién logrará destronar a Leo Messi y a Cristiano Ronaldo en sus idilios con el tan ansiado galardón, el Balón de Oro.

Luka Modrić, o `Lukita´, como se le llama en el Santiago Bernabéu, ha puesto fin a la guerra entre el argentino y el portugués gracias al dorado año que ha vivido en este 2018, ganando su cuarta Champions League en Kiev y su tercera consecutiva y haciendo historia con su selección en el Mundial de Rusia, cargando todo el peso de Croacia a su espalda y llegando hasta la gran final contra una Francia que acabó finalmente laureada en el Olímpico Luzhnikí de Rusia.

Griezmann, Varane, Mbappé, Messi, Cristiano… muchos han sido los nombres que han sonado para ser el gran heredero del Balón de Oro que, desde Kaka´ en 2007, se lo rifaban entre Leo y Ronaldo. Finalmente, este gran año del croata ha servido para reventar Europa y la década.

Cristiano, Messi, Messi, Cristiano… y Luka Modrić. El endeble mago de Zadar ha puesto fin a esta tiranía de las dos grandes estrellas del fútbol mundial. “Ellos ya tuvieron suficiente” dijo hace dos meses en la gala The Best entre risas, y sí, parece que ya han tenido suficiente.

Un papel fundamental en el terreno de juego y en el medio campo del Madrid y de la selección croata ha dejado en bandeja de plata este galardón a Modrić. Él no golpea el balón, él lo acaricia, lo trata con mimo, lo quiere, y eso es algo que cualquiera que le haya visto jugar lo sabe. Es el dueño y señor del medio campo, y cuando se pone `el mundo por montera´ es el dueño del terreno de juego y del partido.

La capacidad de regate en una zona milimétrica, el pase en corto, en largo, con el exterior, con el tacón, su control de balón, la velocidad en conducción, la visión de juego, su capacidad para ordenar al equipo con y sin balón y, sobre todo, su humildad, son rasgos más que de sobra para un digno sucesor del trono en la zona reservada en el Olimpo de los futbolistas que han ganado un Balón de Oro.

Siganme en @jfer97 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.