La Mejor Información Deportiva

Lucas Pérez deja a Escribá al borde de la destitución

0

Nuevo tropiezo de los de Fran Escribá que ve peligrar su cargo como entrenador del Celta de Vigo.

El Celta no atraviesa su mejor momento. Eran muchas las expectativas este verano, cuando los celestes consiguieron los fichajes de hombres como Denis Suárez o Rafinha. Tras una mala temporada, los vigueses se habían reforzado bien, pero esta campaña ha empezado como la anterior.

Pese a contar con un once muy cambiado respecto al curso pasado, los resultados y la imagen del equipo son muy semejantes. Muchos aficionados culpan de la situación a su entrenador, Fran Escribá. El entrenador valenciano no destaca por la brillantez del juego en sus equipo, y eso es una de las cosas que se le achacan. Para muchos aficionados, la plantilla del Celta da para dominar gran parte de los encuentros y, en los nueve encuentros que llevamos no está siendo así.

En el día de hoy, los vigueses se han visto superados por el Alavés. El conjunto de Asier Garitano ha superado claramente a los de Escribá. Tan solo cuando en la primera mitad el colegiado anuló un gol a Santi Mina se vio al Celta con opciones reales de cosechar una victoria en el estadio de Mendizorroza. A partir de ese momento los de Garitano, de la mano de un gran Lucas Pérez, dominaron el encuentro. El delantero, ex del Deportivo de la Coruña, asistió en el primero y anotó el segundo convirtiéndose, de esta manera, en el verdugo del Celta de Vigo.

Fuente: Deportivo Alavés

Tras los malos resultados y las críticas de la afición, veremos si  Carlos Mouriño (presidente del Celta) decide continuar dando la confianza a Escribá o si, por el contrario, decide mover ficha y cambiar de entrenador cuando aún no hemos llegado ni a la décima jornada del campeonato nacional de liga.

Imagen principal vía: Deportivo Alavés.

Por: Carlos Jara Fernández.

Síganme en @CJara_6 y toda la información deportiva en @VIP_Deportivo, también en nuestro Facebook: VIP Deportivo y nuestro Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario