AnálisisBaloncestoDestacadoNBA

Los Pacers empatan la serie ante los Knicks

Los de Indiana se dieron un festín anotador ante unos Knicks que salieron agotados desde el salto inicial.

Los de Indiana se dieron un festín anotador ante unos Knicks que salieron agotados desde el salto inicial.

Indiana volvió a lograr la victoria en el Gainbridge Fieldhouse, igualando así la serie (2-2) ante los Knicks. Los de Thibodeau se presentaron en el pabellón de Indiana, pero no comparecieron por extenuación física. De hecho, hasta Hart mostraba evidentes síntomas de cansancio, por lo que el entrenador de los Knicks decidió sentarlo en el tercer cuarto y ya no volvió a salir a la cancha. Parecía que los jugadores de los Knicks habían tenido un “Resacón en Indianapólis”. De hecho, sucumbieron en todas las facetas del juego relativas  a la defensa (su principal bastión). Por lo tanto, los Knicks sobre todo, fueron inferiores a su rival en rebotes defensivos (27 a 43). Asimismo robaron menos balones que los Pacers. Además, cometieron solo 12 faltas en todo el encuentro, algo extraño en un equipo tan intenso como los Knicks, lo que explica el “derrengamiento” del conjunto de Nueva York. Por ello, los Knicks finalmente encajaron 121 puntos, por lo que Thibodeau no conciliaría el sueño por la noche.

Desgaste físico

Los Pacers “salieron a embestir” a los Knicks desde el primer minuto, dirigidos por el “capote” de Haliburton que dirigía a su tropa y ajusticiaba a los Knicks. Mientras, los Knicks llegaban tarde a las ayudas defensivas, permitían tiros liberados, eran superados en los duelos individuales y concedían segundas opciones de tiro a los Pacers. Es decir, un “bochorno”. Encima, en ataque, fallaban más tiros que una escopeta de feria, tanto de tres (19% de acierto en el partido), como de campo (34% durante el encuentro) y en libres (71%).  De hecho, ya en el primer cuarto los Pacers ganaban por 20 de diferencia y al descanso por 28 (69-41). En el tercer cuarto, la diferencia a favor de los Pacers siguió aumentando hasta los 38 puntos, lo que provocó que Thibodeau decidiese retirar a Hart del campo primero y después a Brunson y DiVincenzo, puesto que el partido estaba sentenciado a favor de los de Carlisle. Al final , los Pacers ganaron por 32 puntos (121-89).  En definitiva, veremos  si los Knicks “pueden con las zapatillas” cuando la eliminatoria viaje al Madison o si solo ha sido una “mala noche”.

Imagen principal vía: Photo by Dylan Buell/Getty Images

Síganme en @enganche94 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba