La Mejor Información Deportiva

Los culés arruinan la fiesta de los blancos en el ‘MiniClásico’

0

El filial culé y el merengue se jugaban el acceso a puestos de Play-Off del Grupo II de Primera RFEF, en un duelo donde predominó la intensidad y la eficacia de los blancos. No obstante, el acoso y derribo barcelonista rascó el premio del empate.

Barça B y Madrid Castilla midieron fuerzas a las 19:00h en el Estadio Johan Cruyff. A nivel de sensaciones, los blancos partían con una ligera ventaja, ya que llegaban a la Ciudad Condal como octavos en la clasificación, con un punto más que los blaugranas y con unos mejores resultados en los últimos partidos. 

En cambio, los pupilos de Sergi Barjuan arrastraban una mala dinámica y, hoy ante su afición y en un ‘MiniClásico’, era la ocasión perfecta para cortar de raíz este maleficio. Para ello, el técnico culé disponía de efectivos de renombre como el nuevo fichaje Fabio Blanco; Abde y Ferran Jutglà, que están causando sensación en el primer equipo tripulado por Xavi Hernández.

El partido comenzó a las 19:00h y fue televisado en Esport3 en Cataluña, y en Footers para el resto de comunidades autónomas. Como colegiado principal estuvo Iván Muñoz, como asistentes Carlos Martínez y Pedro López, y como cuarto árbitro Alberto Gabriel Cornelles. Todos ellos del comité valenciano. 

Alineaciones de cada equipo

FC Barcelona B (1-4-3-3) – Barjuan: Tenas; Balde, Ramos Mingo, Mika Mármol, Guillem Jaime; Álvaro Sánz, Matheus, Kays Ruiz; Ilias Akhomach, Jutglà y Ez Abde.

Real Madrid Castilla (1-4-3-3) – Raúl González: Toni Fuidías; Sergio Santos, Pablo Ramón, Rafa Marín, Peter; Antonio Blanco, Carlos Dotor, Iván Morante; Marvin, Juan Miguel Latasa y Sergio Arribas.

Primera parte: nuevamente, el perdonar le sale caro al Barça B

Arrancaba el primer tiempo con el Castilla volcado al ataque. Poco le duró esa presión alta a los merengues, ya que el Barça comenzó a tener ocasiones. El Madrid subió la intensidad y, en una presión, Sergio Santos lesionó a Balde. El lateral abandonó el Johan Cruyff cojeando y en su lugar entró Arnau Comas. Por ende, Sergi Barjuan modificó el sistema, desplazando a Mika Mármol del lateral al lugar de Balde, y colocó a Comas como central. 

El Barça coqueteó con el gol durante el primer cuarto de hora, pero sin excesivo peligro. El Castilla despertó de su estado de letargo con una gran internada de Arribas, que acabó en el suelo y reclamó un posible penalti. El perdón de los locales tuvo como consecuencia el primer gol del Real Madrid Castilla. Latasa engarzó un disparo inapelable para Tenas y adelantó a los blancos en el electrónico.

Por consiguiente, Jutglà envió con la testa un balón por encima del travesaño y Álvaro Sanz intentó sorprender a Fuidías desde el balcón del área. Simultáneamente, el partido se caldeaba a medida que transcurrían los minutos. La ansiedad del Barça por igualar el luminoso era notoria. Para lograr su cometido, el filial culé proyectó todos sus contragolpes por la banda de Abde, el cual consiguió arañar alguna que otra falta. 

Pasada la media hora hubo un aluvión de tarjetas amarillas debido a la tensión de los jugadores de ambos combinados. ¿El damnificado? Abde. El hispano-marroquí desordenó prácticamente todas las líneas del Castilla y les enervó por completo. 

Terminó la primera mitad con un planteamiento efectivo por parte del Real Madrid Castilla, que se llevó el gato al agua al descanso. El hecho de perdonar acostumbra a castigar al Barça B, que nuevamente desbarató ocasiones claras.

Segunda parte: el Barça picó piedra y aguó la tranquilidad madridista

El colegiado puso en marcha la segunda mitad y el Castilla sentenció el rumbo de la contienda en el 47’. Latasa cabeceó un centro templado al segundo palo, dejando sin tiempo de reacción a Arnau Tenas. 0-2 y la afición culé comenzó a apretar, ya que los suyos estaban totalmente desubicados y destrozados tras el doblete del ariete. 

Llegó el ecuador del partido y los merengues le metieron anestesia al ritmo de la contienda. El Barça seguía apagado y los de Raúl se beneficiaron de ello. Los de Barjuan eran incapaces de levantar cabeza y produjeron una doble sustitución en el 62’. Salieron Guillem Jaime y Ramos Mingo, para dar entrada a Jandro Orellana y al nuevo fichaje, Fabio Blanco. Mismamente hicieron los madridistas, sacando del verde a Marvin e ingresando a Mario Martín.

El Barça pegó un puñetazo sobre la mesa con el 1-2 de Matheus. El centrocampista, de la misma manera que ante UCAM Murcia, sacó a relucir su imperial golpeo desde fuera de la zona de castigo. Más tarde, Matheus volvió a probar suerte en un lanzamiento directo, el cual rozó la cepa del poste. Las tornas cambiaron; los culés tiraron de casta y coraje, mientras que los merengues arañaban minutos al cronómetro.

A 8 minutos del final, Fabio Blanco se desmelenó en un debut, encarando y brindándole otra oportunidad más al Barça B de empatar. Jutglà se sumó a la causa, pero Fuidías hizo gala de sus reflejos. En el 85’, en un robo y contragolpe trenzado por los locales, Jutglà fue derribado a escasos centímetros de la portería blanca y Pablo Ramón vio la segunda cartulina amarilla. El Madrid Castilla, con un Johan Cruyff encima suyo y con 10 futbolistas en el terreno de juego, se parapetó para evitar disgustos. 

Los soldados de Sergi Barjuan emprendieron su misión de asediar el área del Castilla, y en los compases finales, Jordi Escobar cazó un rechace para empatar el ‘MiniClásico’. Castilla y Barça firmaron la paz y prolongan su lucha por el acceso a puestos de Play-Off.

Imagen principal: FC Barcelona.

Síganme en @daniquintana_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Instagram @vp_deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: