La Mejor Información Deportiva

Los contrastes en el crecimiento del fútbol femenino

Arabia Saudí Fútbol Femenino
0

El fútbol femenino vive un enorme crecimiento que todos conocemos pero ¿Qué secretos nos esconde este crecimiento?

El fútbol femenino es un deporte en auge, cada vez son más las chicas que lo practican y más los países donde empieza adquirir un cierto estatus. La realidad es que parece mentira que hablemos del mismo deporte cuando encontramos algunos casos de precariedad absoluta y otros donde las jugadoras son tratadas como merecen, como profesionales incluso estrellas.

En pleno siglo XXI, hay zonas del planeta donde hablar de fútbol femenino es algo habitual y que lleva tiempo integrado en la sociedad como es el caso de Dinamarca, Suecia, Australia o Estados Unidos, incluso cada vez más España.

Por desgracia, encontramos una versión totalmente contraria en países donde el fútbol femenino es una utopía o bien empieza a dar sus primeros pasos de forma literal. Cuando hablamos de contraste en el fútbol femenino es algo que por desgracia siempre ha estado.

Esta misma semana Estados Unidos ha anunciado que sus jugadoras de la selección femenina cobrarán lo mismo que los jugadores de la selección masculina. Una lucha que viene de lejos, más de 30 años donde ellas están siendo la cara visible del soccer, sin quitar méritos a la MLS y selección masculina que crecen también a pasos importantes. 

Hablando de esta misma semana, hemos visto a la selección nacional de Arabia Saudí disputar su primer partido de la historia a nivel femenino. Un hecho histórico que marca el crecimiento o mejor dicho, el nacimiento de una era en un país cuyo desarrollo a nivel femenino sigue dejando mucho que desear pero ya empieza a cambiar su cara.

Un gran ejemplo de este gran contraste de crecimiento que vive el fútbol femenino se dejó ver el pasado mes de Enero en la Copa Asia. En la que vimos a selecciones como Vietnam clasificar por primera vez a una Copa del Mundo. No obstante, la mayor disparidad la vimos en el partido entre Australia e Indonesia de la fase de grupos. Victoria por 18 a 0 de las australianas.

Australia con jugadoras de primerísimo nivel mundial como Sam Kerr, Ellie Carpnenter o Emily Van Egmond se enfrentaba ante una Indonesia donde la mayoría de sus futbolistas eran menores de 18 años, más que un partido, vimos a las futbolistas de Indonesia cumplir un sueño al jugar junto a sus ídolas, ellas que lo viven como una pura afición, tenían la oportunidad de medirse ante las mejores del mundo.

En Arabia Saudí, se abren las puertas al fútbol femenino, se abren los ojos

Es extraño que un deporte como el fútbol haya estado tantos años prohibido a la mitad de la población en muchos países. En 2018 el fútbol femenino era impensable en Arabia Saudí, ni siquiera las mujeres podían entrar a los estadios, cuatro años más tarde se empieza a convertir en una realidad aunque a un ritmo de crecimiento realmente lento. 

2019 fue el año clave porque junto a la FIFA, se fundó un Departamento de Desarrolló en el fútbol femenino. Poco a poco pero con buena letra, fue como en 2020 llegaba la selección nacional a Arabia de la mano de la seleccionadora Monika Staab. El pasado 21 de febrero la selección Saudí disputaba su primer partido ante las Islas Seychelles, choque disputado en Malvinas. Un duelo que además, terminaba con victoria por 0-2 para las de Monika Staab que como esta misma admitió: «Nuestro objetivo es que las jugadoras adquieran la experiencia necesaria para disputar partidos internacionales”.

Pero la llegada de la selección femenina no es la única gran noticia que ha vivido el país en torno al fútbol femenino esta temporada 20/21. En esta misma edición se ha disputado la primera edición liguera de la historia. Una primera edición con 16 equipos, número considerable, entre los cuales el Al-Mamlaka se ha convertido en el primer campeón.

Es cierto que es una liga que al igual que a la mayoría todavía le queda mucho que remar, en esta ocasión le queda más que al resto para liberarse de las cenizas y del yugo al que estaban sometidas las mujeres en el deporte durante los últimos y más recientes años. 

Afganistán la longevidad no equivale a la solvencia

Por todos es sabido la crítica situación que vive Afganistán bajo el mando del islamismo, donde la mujer es vista de forma denigrante. Esto no quita que la selección nacional cuente con 14 años de historia a sus espaldas. En 2010 jugó su primer partido oficial, pocos años más tarde ya se empezaban a ver algunos brotes verdes por decirlo de alguna forma. Cuando la selección había disputado ya tres torneos internacionales. Obviamente todos estos encuentros están lejos de casa. El gobierno afgano no ve con buenos ojos que las futbolistas femeninas se ejerciten en el país.

Ahora bien, ¿en qué condiciones se han dado estos ‘avances’ en Afganistán? Para sorpresa de pocos, sin una liga asentada dentro de la federación, una selección femenina que está en el puesto 160 del ranking FIFA y varios escándalos dentro del deporte del país. El fútbol como de costumbre, no se salva de esos escándalos. 

Futbolistas Afganistán. Vía: Marca
Futbolistas Afganistan. Vía: Marca

El más reciente o posiblemente el más sonado en 2019 cuando la capitana  de la selección realizaba las siguientes declaraciones sobre los abusos a los que eran sometidas las futbolistas: “El presidente tenía una habitación donde violaba a las niñas”, palabras de la  exfutbolista y capitana de la selección. Actos denigrantes que no fueron castigados de ninguna manera, algo que por desgracia no sorprende en un país como Afganistán.

Lejos del fútbol, el país no busca ir más allá del Cricket que al igual que el balompié llegó a Afganistán por su cercanía con la India, colonia inglesa. En lo que al Cricket se refiere, tres jugadoras tuvieron que huir en 2021 a Canadá para salvarse de los ataques y amenazas a las que eran sometidas en su país por el hecho de haber practicado deporte. 

Quitar el fútbol a las niñas afganas será quitarles la ilusión" | Marca

Unas amenazas y unos ataques que finalmente se dieron en contra de Mahjabin Hakimi, capitana de la selección nacional de voleibol que falleció a mano de los talibanes. Una muerte que a día de hoy se sigue investigando. Volviendo al fútbol pero por desgracia sin dejar la tragedia, toca hacer presencia de otro de los muchos casos oscuros que se esconden en Afganistán. Cuando el jugador de la selección nacional Zaki Anwari murió intentando salir del país agarrado a un avión.

Dentro de toda esta espina de lastres en el avance del fútbol femenino afgano, encontramos un vivo ejemplo de que ser niña y triunfar con el fútbol habiendo nacido en Afganistán es una posibilidad. Ejemplo el de Nadia Nadim, de joven escapó del país dominado por los talibanes con sus padres exiliándose en Dinamarca. Nunca perdió la fe en sí misma ni en el fútbol y hoy se ha convertido en la inspiración de muchas jóvenes futbolistas. Hoy es la delantera y estrella de Racing Louisville en la NWSL, un ejemplo a seguir, un ejemplo de vida.

La conclusión de un contraste entre lujo y tragedia

Parece mentira que un deporte que ha crecido tanto como el fútbol femenino todavía siga viviendo situaciones de abusos y similares. No solamente en Afganistán o Arabia, sino también en Estados Unidos o Venezuela donde se han levantado casos recientes. Es evidente que esos cobros necesitan ser igualitarios en función de lo que se genera pero ni todo el dinero del mundo puede garantizar la seguridad de las jugadoras por mucho que sean las mejores pagadas (cosa que no es el caso ni mucho más).

Imagen Principal: saff_wfd

Síganme en @ArnauGonzalez13 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo. En nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: