La Mejor Información Deportiva

Los beneficios de la derrota

0

Siempre que se saquen conclusiones, los malos resultados son positivos para sacar el máximo rendimiento de un equipo.

La derrota. Esa que nadie desea pero es tan importante como la victoria o incluso más. ¿Por qué? Seguramente porque cuando un equipo, como diría Luis Aragonés, gana, gana, gana y vuelve a ganar, es propenso pensar en que la mayoría de facetas del equipo se llevan a cabo correctamente. Pero cuando un equipo pierde, desde dentro del mismo se empiezan a preguntar si se va por el buen camino y es solo cuestión de tiempo, dinámica positiva del equipo, lesiones, suerte… o por lo contrario, aparecen interrogantes como qué mejorar, tanto defensiva como ofensivamente, la manera de defender o de atacar, dónde colocar el bloque defensivo, cuándo presionar al rival…

Después de una mala racha de resultados o de una dura derrota, toca analizar el porqué. Darle una vuelta a todo, pero sin volverse loco. Dejar que pasen las horas y pensar fríamente. ¿El rival fue mejor que nosotros? ¿Cambiando ciertos aspectos del juego se podría haber ganado? ¿Los jugadores rindieron a su nivel habitual? Seguramente si la respuesta a estas tres preguntas es afirmativa el equipo necesita otro matiz. Pero no una revolución. A partir de ahí, el entrenador, respaldado por su cuerpo técnico, debe pulir algunas ideas de su equipo y cambiar esos defectos en el modelo de juego que cree que le perjudican notablemente a sus jugadores. Una vez analizado y estudiado los problemas, toca trabajar para resolverlos en los entrenamientos semanales, con previa explicación al grupo de futbolistas del motivo de los cambios.

Resultado de imagen de derrotas futbol

El último paso es esperar al fin de semana, a la competición, para ver los resultados. Lo ideal es «debutar» con victoria, pero independientemente del resultado, lo importante es acabar el encuentro con buenas sensaciones, ver que esas facetas que te debilitaban y hacían a tu rival más fuerte ya no se producen o, como mínimo, no con tanta frecuencia como anteriormente. Por último toca tener paciencia, seguir trabajando e insistiendo en la idea y esperar. Esperar a que los resultados lleguen. Porque, al final, si trabajas y persistes, todo llega. Todos tenemos recompensa.

Imagen principal: FDM Sports

Síganme en @MrMarcTen y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario