La Mejor Información Deportiva

Lewis Hamilton, ¿multi campeón por talento?… ¿o también por suerte?

@LewisHamilton
0

Aunque 2020 fue un año traumático para la mayor parte de la población, siguió vistiéndose de gloria para leyendas del deporte como Rafa Nadal en Rolang Garros, Carlos Sainz en el Rally París-Dakar y, sobre todo, Lewis Hamilton en Fórmula 1 puesto que sumó su séptimo título mundial. Dicho galardón le permitió igualar a Michael Schumacher en títulos y superarle en victorias ganadas.

Si nos ceñimos al plano estadístico, bien es cierto que Lewis se convirtió en el mejor piloto de la Historia. Lo ha hecho con todo el merecimiento del mundo, pero el 44 es plenamente consciente de que no hubiera sido posible si se hubiese quedado en McLaren, habiendo rechazado la oferta de una Mercedes en alza. Al fin y al cabo, ganar no solamente se ciñe al talento que tengas, también debes estar en el sitio justo y en el momento adecuado, y Hamilton ha cumplido con creces en ambos requisitos.

¿Elección o actitud?

También es necesario tener en cuenta que no todos los pilotos cuentan con la misma fortuna a la hora de escoger el equipo idóneo para que dispongan de altas posibilidades de victoria. Jacques Villeneuve se despidió de la la lucha por los título tras sus dos primeros años en Williams, Max Verstappen no ha gozado todavía de posibilidades reales para ser Campeón del Mundo y hubo años en los que Fernando Alonso no tuvo ninguna opción de tricampeonato.

Con respecto a Lewis Hamilton, si repasamos el rendimiento de todos los monoplazas que pilotó, vemos que a excepción de un 2009 monopolizado por Brawn GP y Red Bull y los años 2011 y 2013 en los que Sebastian Vettel no dio opción alguna de victoria, podemos comprobar que tuvo monoplazas para luchar por el título hasta el final.

Imagen
@LewisHamilton

Estirón por ensayo y error

Además de haber contado con dos joyas como el MP4-22 de 2007 con el que se quedó a un punto de ganar y el MP4_23 de 2008 que le permitió obtener su primer título, tuvo altas posibilidades de victoria cuando Red Bull campó a sus anchas durante la era de los V8, concretamente en los años 2010 y 2012. McLaren tenía el segundo mejor monoplaza, llegando a permitirse el lujo de conseguir poles y victorias con una frecuencia, tanto a principio de temporada, a mitad como a finales. También es necesario recordar que los podios los conseguía con mayor facilidad que Ferrari.

El principal factor que restó posibilidades de título al británico en aquellas dos temporadas fueron los propios errores de pilotaje. Accidentes evitables de Lewis en Monza y Singapur en la recta final de la temporada 2010, roturas repentinas en pleno año 2012 cuando iba líder, tal y cómo le ocurrió en el trazado de Abu Dhabi y de Marina Bay, la sanción tras haber logrado la pole en España por haber detenido el monoplaza en plena quali y verse salpicado por colisiones que ocasionaron Romain Grosjean y Pastor Maldonado en Bélgica y Valencia respectivamente le privaron de sus sueños de campeón.

Estos errores eran una muestra de un piloto que todavía no había dado el estirón definitivo como piloto, paso por el han pasado todos los pilotos. Fernando Alonso lo sufrió en 2008 y 2010 y a Vettel le tocó durante su periplo en Ferrari. El cúmulo de pifias cometidas por todos ellos no les eximen de ser tratados como sobrevalorados porque todo profesional  necesita un giro de tuerca en su madurez enfrentándose a la adversidad.

Este hecho no impidió que Hamilton no tuviera material para jugarse el título, al igual que sus títulos con Mercedes no se han vencido en un abrir y cerrar de ojos. No se puede negar que Mercedes contaba con el mejor material entre los años 2014 y 2020, pero también debió enfrentarse a Nico Rosberg durante sus primeros años con los de Brackley. Incluso debió verse las caras con Ferrari entre los años 2017 y 2018 ante la nueva reglamentación en los V6, sin olvidar cómo Max Verstappen y Daniel Ricciardo incordiaron con su Red Bull, lo que mermó hacia la quinta plaza a Bottas en su segunda temporada con las flechas plateadas.

Por otro lado, Lewis consideró que dejó un equipo hecho como McLaren para irse a otro en crecimiento, que era una Mercedes comandada por Ross Brawn, Michael Schumacher y Nico Rosberg. No obstante, Hamilton entró en un equipo germano que ya estaba cerca de dar el salto definitivo. Pero claro, no es fácil mantener el cetro durante siete años, siendo necesaria la impronta del piloto para que el equipo de ingeniería y mecánica hagan que los bólidos sean una perfecta joya de la corona. Por tanto, queda vigente la necesidad de madurar tu talento para atraer a la suerte, tal y cómo ha hecho el piloto más laureado de la Historia. 

Fuente de la imagen: @LewisHamilton

Síganme en: @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_deportivo, en nuestro Facebook: VIP DEPORTIVO e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario