Copa del ReyPolideportivo

Leo Maciel y la Furia Conquense conducen al Ciudad Encantada a semifinales

Con el reloj marcando las 18:30 horas llegaba uno de los momentos más esperados en esta Copa del Rey. Y es que la Caja Mágica se llenaba del rosa y gris de la indumentaria de la Furia Conquense. Sabido es que la hinchada manchega es una de las mejores de España, y con el antecedente de la edición del curso pasado en Alicante, Madrid se vestía de gala para albergar a los cientos de seguidores conquenses.

Una afición que, desde el primer minuto de calentamiento, ya dejó clara la tónica que iba a llevar el encuentro. Cánticos y coreos aparte, los 60 minutos dejaron un gran encuentro lleno de juego, oportunidades y paradas. Y es que el meta titular del club manchego, Leo Maciel, sostuvo a su equipo en los momentos más importantes del mismo; siendo imprescindible para el pase del Liberbank Ciudad Encantada de Cuenca a las semifinales.

Todos los datos de la Caja Mágica

Aunque las cosas no comenzaron nada bien para los conquenses. Un Helvetia Anaitasuna en pleno auge salió a por todas, y por poco ve oro. Sin embargo, los primeros cinco minutos de partido se resumieron en las grandes defensas de ambas entidades (1-1). Más tarde sería cuando los navarros desplegaran sus haceres ofensivos.
Un ‘dormido’ Leo Maciel concedió los primeros goles del encuentro para los blancos, que veían como el 5-4 a favor se vislumbraba en el marcador. Aunque ahí quedaría la ventaja navarra. Y es que el ecuador de la primera mitad cambió totalmente el chip del partido para los manchegos.

Leandro Semedo se erigió como uno de los mejores de la escuadra navarra. Foto: Anaitasuna

Lucas Moscariello se mostró como una pesadilla, tanto en defensa como en ataque, para los pupilos de Iñaki Aniz. A ello se le sumó el despertar de Leo Maciel, el cual echó el cerrojo y el anotar se volvió más complicado para los navarros. Con esa sintonía se llegó al descanso con una ventaja de tres para los conquenses (10-14).

Lejos de mejorar, Anaitasuna vería como los de la localidad manchega se alejaban en el marcador. “Este es el momento” gritaba el segundo de Iñaki Aniz cada vez que los suyos lograban acortar distancias. Una emoción inútil puesto que, al segundo, los conquenses volvían a poner tierra de por medio.

La Furia Conquense animó a su equipo desde el primer minuto. Foto: RFEBM

El ecuador de la segunda mitad mostraba el 15-20 de diferencia. No obstante, tres buenas acciones ofensivas de Krsmancic daban un parcial de 3-1 (18-21) y un sueño de remontada. Lejos de hacerse realidad, los aciertos en portería de Maciel y los respectivos en ataque de Sergio López y Hugo López hicieron imposible la igualada.

Los cinco de ventaja se volvieron inalcanzables. Y es que un portero que no concede los pocos errores que daba la zaga conquense cabizbajearon a los navarros. Y si eso no fuera poco, una grada volcada en favor de su equipo terminó por hundir a los de Aniz. De esta forma, se dibujó el 21-26 definitivo en el marcador.

El desacierto de los navarros frente a Maciel decidió la eliminatoria. Foto: Anaitasuna

El Liberbank Ciudad Encantada de Cuenca volverá a disputar unas semifinales de Copa como ya lo hiciera el curso pasado en Alicante. No obstante, en esta ocasión, un rival más bajo en la clasificación que ellos serán los rivales a batir. Conquenses y alicantinos se verán las caras el próximo sábado en la Caja Mágica.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios