La Mejor Información Deportiva

Las debilidades del Barça

0

Por todos es conocida la situación económica que se encontró Laporta al llegar a la presidencia del Barça. Datos de su propia Junta Directiva apuntaban a una deuda de 1350 millones de euros, y a una masa salarial que suponía un 105% de los ingresos.

La crisis económica y deportiva

Pero la crisis no era sólo económica. Una plantilla que daba signos de agotamiento, habiendo ganado una Copa del Rey en dos años, con eliminaciones sonadas de la Champions League y una quimérica renovación de Messi que finalmente no se produjo, formaban parte del paisaje culé.

El límite salarial

El límite salarial era el obstáculo a salvar. Sólo podían inscribir un euro de cada cuatro que ahorrasen, salvo que el jugador que provocase el ahorro supusiese más del 5% de la masa salarial. En ese caso, un euro por cada dos ahorrados. Así llegaron Emerson, repescado del Betis por 9 millones de euros, y Memphis Depay, Kun Agüero y Luuk de Jong, petición expresa de Koeman a pesar de ser un descarte del Sevilla, estos tres últimos a coste cero.

La ausencia de Messi

Pero evidentemente, esto no fue suficiente. Messi había creado un agujero de dimensiones estratosféricas en el ataque azulgrana, y los jugadores fichados para hacer olvidar su ausencia, no tenían ni la enjundia ni el nivel suficientes para suplirlo. A su vez, Emerson, el único que había costado dinero, fue vendido al Tottenham por 20 millones de euros.

5 meses después del comienzo de la temporada, la situación deportiva obliga a esfuerzos urgentes para salvar los muebles. A 15 puntos del líder en liga, fuera de la Champions y relegados a una Europa League que a día de hoy es la única competición que pueden ganar, ni siquiera la Copa y la Supercopa servirán de alivio, puesto que fueron eliminados por el  Athletic en 1/8 de final de la primera y por el Real Madrid en semifinales de la segunda.

Fichajes para salvar la temporada

Después de recurrir a un lateral derecho de 38 años, Dani Alves, a un suplente del City, Ferrán Torres, por el que se pagaron 55 millones de euros, parece que el próximo que pasará a engrosar las filas azulgranas será Adama Traoré, jugador con poco gol y que ha dado dos asistencias en sus dos últimas temporadas en los Wolves.

Con el efecto Xavi diluido y el caso Dembelé ardiendo, el panorama es desolador en Can Barça, que sigue buscando un lateral izquierdo y un delantero antes de que se cierre el mercado, además de darle boleto al extremo francés que se niega a renovar.

Jugadores de futuro

Sólo Ter Stegen en la portería, Araújo en defensa, Pedri, Nico, Gavi y De Jong en el centro del campo, y Ansu Fati y Ferrán Torres en ataque ofrecen garantías para un Barça de futuro en el primer nivel europeo. Con ellos y con los veteranos dando sus últimos coletazos, deben si o si clasificarse para la Champions o el agujero será deportiva y económicamente insostenible.

Por: Pablo Dono Pérez

Imagen Principal de: Instagram Adama Traoré

Síganme en @venamadridismo1  y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: