La Mejor Información Deportiva

Las claves de la victoria del Sevilla ante el Barça

0

El Sevilla se impuso por 2-0 al Barça en la ida de las semifinales de la Copa del Rey en un partido dominado de principio a fin

Fue el Sevilla quién partirá con ventaja de cara al partido de vuelta. Momentáneamente, los de Lopetegui son los primeros finalistas de la Copa del Rey tras vencer ayer por 2-0 al Barça. El equipo sevillista fue superior al catalán en la mayor parte del partido. Se adelantó pronto, dominó, y cuando el Barça metió una marcha más supo sufrir y finiquitar a la contra. El Sevilla tuvo en todo momento el partido en su mano pero… ¿Por qué?

Centro del campo ganado

Durante los 93 minutos, Busquets, Pedri y Frenkie De Jong fueron los hijos de Fernando, Jordán y Rakitic. El brasileño permitía a Koundé incorporarse para crear superioridad en el medio y también a Aleix Vidal o Escudero proyectarse para hacer lo mismo pero por fuera. Pocos focos acapara el ex del City, pero es el jugador más importante de la plantilla sevillista. Joan Jordán jugó unos primeros 45 minutos de escándaloUna cátedra. Para ponerlos en las escuelas de fútbol. Estaba en todos sitios robando balones y, con el cuero en los pies, encontrando siempre la mejor opción. Rakitic, quién salió apaleado del mismo Barça dirección Sevilla en verano, fue el dueño y señor del partido. Organizaba los ataques de su equipo, temporizaba, subía, bajaba…y lo redondeó con un golazo para cerrar el partido

Imagen

Dudas en la defensa culé

Sorprendía ya de por sí la entrada de Umtiti en lugar de Lenglet en el centro de la defensa, algo que durante el encuentro dejó en evidencia a Koeman. El francés no llegaba a los duelos; prueba de ello es el primer gol de Koundé, que llega centésimas antes al balón y le tira el caño para definir a posteriori. Un recién llegado a la élite como Mingueza, sin hacer nada del otro mundo, tuvo que cubrir sus propias espaldas y también las de su compañero de zaga. Junior y Jordi Alba no desentonaron en los carriles.

San Yassine Bono

Si ya de por sí el nivel de la defensa fue altísimo con Koundé y Diego Carlos en el centro y Aleix en derecha (Escudero sí sufrió más), hay que sumarles a Bono. El ex del Girona que aterrizó en Sevilla por 4 millones de euros fue la pesadilla de Messi. Al poco tiempo del pitido inicial saca un pie escandaloso al remate de primeras de Leo. Ya en la segunda mitad, una estirada abajo y otra donde demuestra su velocidad de reacción en una falta del argentino, terminaron con el sexto partido con portería a 0 consecutivo para él. Repito, 4 millones y del Girona.

Imagen

Repaso táctico de Lopetegui a Koeman

Ya, la idea principal fue mejor por parte del guipuzcoano, pero lo fue más aún con el devenir de los minutos. Los extremos tenían una misión: ayudar a los laterales. Entre Suso y Aleix Vidal, no dejaron a Griezmann demostrar el jugador que es. Dembélé sí que tuvo más oportunidades de correr, pero en situaciones cerradas, la ayuda del Papu a Escudero fue clave. Viendo que el francés percutía por la banda del ex del Getafe, metió a Rekik en su posición, un perfil más defensivo. Dembélé no creó más peligro. La entrada de Luuk De Jong, que no venía contando, también fue clave. Ganó todas por arriba a Mingueza y Umtiti y oxigenó mucho los ataques de su equipo. Pudo hacer el tercero tras un centro de Munir (otro de refresco), pero prefirió jugar con Óliver (otro igual) cuando ya era tarde.

Imagen principal vía: Sevilla FC.

Sígueme en @IvanOropesa7 y sigue toda la información y actualidad del mundo del fútbol en @Vip_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo

Deja un comentario