La Mejor Información Deportiva

La vuelta de Alexander Mesa “Nano”

0

El jugador canario visitó ayer el Heliodoro Rodríguez López por primera vez desde que abandonó la disciplina blanquiazul.

Fue un 18 de Enero del año 2014 cuando un joven delantero de la cantera debutaba en el primer equipo blanquiazul a las órdenes de Álvaro Cervera. Ese joven de tan sólo 18 años debutaba en el C.D.Tenerife en el minuto 60 de ese partido, sustituyendo a Raúl Cámara, cuando ya el equipo iba perdiendo 0-2 (recordar que el resultado final fue de 0-4). Quizás para la afición chicharrera el debut de ese “pibe” del filial fue lo menos significativo porque el equipo había perdido 0-4 y el ambiente no era del todo bueno.

Ese joven futbolista llamado Alexander Mesa Travieso “Nano” jugó 9 partidos más esa temporada pero no anotó ningún gol. Esa temporada el descenso se pagaba muy caro y el C.D.Tenerife a pesar de acabar la temporada en un discreto pero seguro puesto undécimo (54 puntos), se salvó por tan sólo cuatro puntos del descenso directo, que marcó el Mirandés con 50 puntos.

La siguiente temporada (2014-2015) Nano fue cedido a un equipo de la Segunda División B, el Hospitalet, con el objetivo de madurar y jugar más minutos en el equipo catalán. El Hospitalet compitió en el Grupo III de la Segunda División B, terminando la temporada a mitad de tabla (9º); esa temporada Nano jugó 22 partidos anotando 3 goles. La entidad blanquiazul era consciente de que se había curtido en partidos y en competición pero no había marcado tantos goles, algo tan necesario para un delantero centro.

En la siguiente temporada (2015-2016) volvió a la Isla y fue ahí donde Nano cuajó una grandísima temporada, conectando fenomenalmente con la afición y siendo el revulsivo perfecto para el “olvidado” Ayoze Pérez que se había marchado ese verano a la Liga inglesa. Ese equipo que empezó la temporada con Raúl Agné en el banquillo y la terminó con José Luís Martí acabó, nuevamente, en media tabla (13º). Sin embargo, si había que destacar algo novedoso en esa plantilla fue la dupla de ataque, conformada por el canterano Nano (que marcó 14 goles) y el “Choco” Lozano (que anotó 10 goles). Entre los dos anotaron el 53% de los goles esa temporada.

El joven canterano que ya iba adquiriendo madurez y empezaba a ser un referente para el equipo, portada de la campaña de abonos, jugador franquicia y referente del club, fue testigo en agosto del año 2016 de algo sorprendente para muchos aficionados blanquiazules. El Eibar tocaba en la puerta del club blanquiazul y estaba dispuesto a llevarse al joven jugador, abonó 3,2 millones de euros al equipo tinerfeño y éste se reservaba una “posible” opción de compra. En el fondo, la operación no era tan mala, el Tenerife tenía 3,2 millones de euros (algo inusual en un equipo de Segunda División), pero se había quedado sin su delantero franquicia.

Nano acabó en el Eibar, debutando en Primera División y anotando tan sólo un gol esa temporada. En la siguiente temporada 2017-2018 acabó cedido en el Levante donde no tuvo mucho protagonismo y donde no pudo marcar, y es esta temporada donde, también cedido en el Sporting Gijón, Nano se ha vuelto a reencontrar con el juego y con el gol. Sin ir más lejos, ayer por la noche Nano volvía al Heliodoro y entró en la segunda parte pero no pudo ver puerta, ni pudo llevarse la victoria. En todo este tiempo, la relación Nano-Tenerife siempre tuvo ganas de reencontrarse y paradojas de la vida lo ha hecho este fin de semana en el partido que enfrentó al Tenerife con el Sporting Gijón; cuando entró al terreno de juego fue aplaudido por unos y silbado por otros pero estoy seguro que ni Nano puede vivir sin el Tete, ni el Tete sin Nano, y muchos estamos convencidos de que este próximo verano será portada de los periódicos y las radios locales hablando de su posible vuelta a la Isla, pero como siempre, la última palabra la tiene el Eibar.

Por Giovanni García

Imagen principal: Diario As.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.