La Mejor Información Deportiva

La violencia de género, un problema social normalizado durante décadas

0

Los medios de comunicación han contribuido a visibilizar la realidad sobre las agresiones machistas, pero durante años fueron cómplices de  promover la aceptación social

Los medios de comunicación son el altavoz de la realidad certera, pero en ocasiones desconocida. La ventana a lo que está ocurriendo se abría de par en par, sin embargo, unas cortinas opacas desdibujaban la verdad sobre la violencia de género.

La sociedad de los años 90 tenía normalizada las agresiones machistas, respaldando al maltratador con un Código Civil que respondía a justificar las actitudes violentas. «El marido debe proteger a la mujer, y esta obedecer al marido…», «La mujer está obligada a seguir al marido donde quiera que este fije su residencia…». Artículos que solo reflejaban el pensamiento de varias generaciones, unas ideas que amenazan con ser devueltas impulsadas por distintos discursos de odio.

El papel del periodismo en esa lucha incrementaba el pensamiento de supremacía del hombre frente a la mujer. En la televisión, se daba espacio a testimonios de hombres que apoyaban los asesinatos machistas en base a la discriminación de género. En la prensa, titulares como «muere una mujer a manos de su pareja» o «ha perdido la vida como consecuencia de un crimen pasional», subestimaban  la realidad de crímenes diarios.

El contrapeso a esas voces que alimentaban la violencia lo marcó Ana Orantes El 4 de octubre de  1997 denunciaba en Canal Sur los maltratos que había sufrido por parte de su marido durante cuarenta años. Solo  13 días después, era asesinada por su   expareja. Este suceso supuso un fracaso para la sociedad española, que tras hacer público el calvario que sufrió fuimos incapaces de proteger su vida.  Cada palabra que lanzó en ese programa de televisión era un a llamada de auxilio, y en ese momento la normalización de la violencia y la ausencia de leyes efectivas hicieron que  los españoles colgáramos el teléfono.

Este asesinato conmocionó  a un país que por primera vez  entendió  la importancia de la visibilización para tratar  la reacción. Desde hace  más de dos décadas, los medios de comunicación ejercen un papel fundamental en la prevención y sensibilización de la violencia de género. No obstante, la igualdad plena en los medios es aún una asignatura pendiente.

Aún existe una discriminación positiva hacia lo masculino y en la forma de redactar las noticias  está evidencia  es aún más palpable. Las mujeres son asesinadas, no ¨mueren¨. Se evita la palabra asesino cuando se trata de un crimen de violencia de género. Además, en contra de la ética periodística, es más común que se identifique a la víctima que al asesino.

Afortunadamente, el movimiento feminista cada vez tiene más peso en la sociedad y golpea con más fuerza la estructura patriarcal. La educación basada en la igualdad es el instrumento más importante para poder informar de la forma más verosímil posible, y poder entender la realidad de la mejor manera. El fracaso de ayer es la oportunidad del mañana.

Escrito por: Laura Linacero.

Imagen principal: Canal Sur.

Sígueme en @LauraLinaceroM y sigan toda la información cultural en @VIP_Cultural, también en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en nuestro Instagram: @vipcultural.

Deja un comentario