La Mejor Información Deportiva

La vida sometida a una decisión «racional»

Wikipedia Commons
0

Reportaje sobre el viaje existencial de Jaime Alguersuari tras pasar de la Fórmula 1 a la Música.

«Por la boca muere el pez», ya que el ser humano está sometido continuamente al «dónde dije Digo, digo Diego», circunstancia que demuestra como la Fórmula 1 no está exenta de competir fuera de la pista. Pilotos como Fernando Alonso, Jacques Villeneuve, el malogrado Niki Lauda o Nico Rosberg en los últimos tiempos han demostrado su afán por quedarse encima de cualquiera dentro de las miles de batallas verbales implantadas en el panorama profesional.

Aunque cuando las palabras pueden provocar pasadas de frenadas, muchas veces se considera que los genios campeones, como los mencionados anteriormente, tienen mayor margen de error o, en su defecto, de prepotencia en sus declaraciones. Totalmente distinto es la reacción ante profesionales que no han encontrado su camino en la Fórmula 1, perdiendo toda credibilidad como si se tuviera interiorizado que es necesario triunfar para abrazar a la veracidad.

Prometedor piloto de Red Bull

Jaime Alguersuari ha sido una prueba de ello, ya que fue catalogado como promesa en el seno de Red Bull a finales de la década de los años 2000. Sin embargo, pasó de ser el futuro de la Fórmula 1 en España a anunciar su retirada de la competición a la temprana edad de 25 años, siendo el fin de un calvario iniciado a finales de la temporada 2011, momento que parecía el inicio de su despegue.

Archivo:Jaime Alguersuari 2009 Japan 1st Qualify.jpg - Wikipedia, la enciclopedia libre
Wikipedia Commons

El catalán afrontaba su tercera temporada en Toro Rosso, año decisivo para jugarte el futuro en la Fórmula 1, ya que se encontraba en un equipo destinado para estar de paso, y no para escribir tus mayores capítulos de gloria, pero debería marcar el prólogo de un best-seller de época. Ciñéndonos a los resultados, podemos decir que las letras escritas por Jaime durante aquel año invitaban al optimismo porque consiguió unos resultados notables.

Gran 2011 como pico…

A pesar de haber tenido un comienzo de temporada dubitativo tras un 2010 discreto, comenzó a sacar el aguijón a partir del rocambolesco Gran Premio de Canadá al finalizar octavo tras arrancar en 18º posición. Más mérito tuvo una remontada idéntica que realizó en Valencia, ya que la llevó a cabo sin haber surgido accidentes, iniciando una racha de puntos que continuó con dos décimas plazas en Gran Bretaña y Hungría. Por si esto hubiera sido poco, la segunda mitad de temporada denotó un mayor salto de calidad, ya que alternó una sexta plaza en la clasificación del Gran Premio de Bélgica, dos séptimas plazas en Italia y Corea como mejor posición y una octava en la India.

File:Jaime Alguersuari 2010 Malaysia 2nd Free Practice 2.jpg - Wikimedia Commons
Wikipedia Commons

Este cúmulo de resultados le dejaron en la 14º posición con 26 puntos, habiéndose quedado cerca del top 10 y superando a su compañero Sébastien Buemi. Esos resultados dejaron entrever que tenía futuro en la competición y Lotus, Renault en ese momento, llamó a sus puertas. Alguersuari rechazó la oferta puesto que tal y cómo ha confesado en reiteradas entrevistas, Helmut Marko aseguró que permanecería en la estructura austriaca de cara al año 2012.

No estar en el momento justo…

Nada más lejos de la realidad, le comunicaron al catalán a finales del año 2011 que no contarían con ellos, alegando que Toro Rosso era un equipo vertebrado en promover el talento de diamantes en bruto de su cantera. Es cierto que Jaime llevaba tres años, pero por el contrario, Mark Webber ya se acercaba a los 36 años y había sido vapuleado en aquel 2011 sin compasión por Sebastian Vettel. De este modo, todo pareció entrever que las palabras se las llevó el viento, ya que tanto Buemi como él fueron sustituidos por Daniel Ricciardo y Jean Eric Vergne. 

Para ir a Lotus

Permanecer en el seno de Red Bull parecía entrever que era la decisión más racional, ya que al igual que en su día David Coulthard dio un paso a un lado para dejarle el camino libre, los astros apuntaban la presencia de Jaime por su salto de calidad en la temporada 2011. El tiempo demostró que haber fichado por Lotus hubiera sido todo un acierto porque la escudería fue la cuarta del Campeonato Mundial de Constructores, con un Kimi Räikkönen que puntuó en más del 90 % de las pruebas. El finés anotó una victoria y algunos podios y un Romain Grosjean que pudo brillar, pero no obtuvo mejores resultados por su irregularidad manifiesta a lo largo del año.

Siempre es sencillo tomar las decisiones adecuadas si tienes una bola de cristal que te marque el devenir del futuro. Por el contrario, la libertad y el hecho de trabajar con menor presión incita a obtener mayores resultados, tal y cómo le ocurrió a Carlos Sainz en McLaren al verse alejado del yugo de Red Bull y de los contratos de una sola temporada como el que tuvo en Renault, por no hablar que no pendía de lo ocurrido en el primer equipo en un cara o cruz. Cabe recordar que Daniel Ricciardo ascendió a la escudería de Milton Keynes en 2013 tras haber finalizado 14º con 20 puntos en la temporada 2013.

O sí para la felicidad…

Curiosamente, una vez desterrado de la parrilla de la Fórmula 1, el barcelonés experimentó como el exceso de presión te priva de salud mental en el panorama profesional, mientras que la relajación en su justa medida te conduce a la felicidad. Test con Pirelli, comentarista en la BBC y piloto en la temporada experimental de la Fórmula E fueron tomadas como una carrera al sprint llena de espinas, en vez de considerarlo como una caminata espiritual para tener a un piloto con mayor entereza. Al mismo tiempo, dejó lo supuestamente racional basado en prepararte en ser piloto que era lo realizado a lo largo de la mayor parte de su vida, a seguir a sus tripas para convertir su hobby en un modo de vida.

Jaime Alguersuari - Formula 1 Statistics
Wikipedia Commons

El dinero no lo es todo

Pasó de mezclar y componer música por pura vía de escape a conformar un Jaime mucho más humano, ya que tal y cómo ha confesado en reiteradas ocasiones, mirar por encima del hombro era algo que hacía «absolutamente». Al fin y al cabo, vivía en un mundo en el que «o pisas o te pisan», por lo que había que reinventarse, matando a Jaime Alguersuari a Squire, pero con la misma esencia competitiva que no era otra en disfrutar, rompiendo cualquier algoritmo supuestamente lógico. A pesar de ganar menor cantidad como deportista profesional, considera que ha encontrado la felicidad, tanto como artista, como pilotando en un kart con su amigo Sete Gibernau viéndose «en forma». Lo cuestionable es que haga falta desmarcarse de lo «racional» para encontrar la felicidad.

 

Fuente de la imagen: Wikipedia Commons

Síganme en: @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_deportivo, en nuestro Facebook: VIP DEPORTIVO e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario