La Mejor Información Deportiva

La temporada perfecta del CD Ourense

0

Hace ya más de medio siglo, durante la disputa de la Tercera División española en la campaña 1967-1968, que los integrantes del CD Ourense dejaron atónitos a los forofos españoles del deporte rey al enlazar victoria tras victoria a lo largo de toda la competición liguera.

Ourense es una de los lugares más destacados y emblemáticos del territorio gallego. Lejos del bullicio y la actividad industrial o portuaria de núcleos de población más grandes como A Coruña o Vigo, asemejándose a localizaciones más de interior como lo es la ciudad de Lugo, al sureste de la Comunidad Autónoma se encuentra este pequeño emplazamiento.

Pese a su carácter hogareño y a su naturaleza nada cosmopolita, la ciudad cuenta, como el resto, con un equipo de fútbol. Este, conocido desde el año de su fundación, allá por el año 1952, como CD Ourense, pasaba sin pena ni gloria por las categorías más bajas de la red nacional de fútbol.

Sin apenas ningún éxito que narrar durante estos años, todo cambiaría cuando el balón se puso a rodar durante la temporada 1967-1968. No es para menos, puesto que ninguna otra entidad ha podido igualar semejante hito hasta la fecha.

El equipo daba comienzo a su andadura en la liga después de haber estado a nada de lograr el ascenso en la campaña anterior, cayendo finalmente en la prórroga contra el Xerez. Los casi 5000 aficionados que llenaron durante los primeros choques O Couto fueron premiados con nada más y nada menos que la friolera de 13 goles en los 3 primeros encuentros como locales.

Los rojillos, aunque compartían categoría con rivales de la talla de SD Compostela, Fabril Deportivo o CD Lugo, no se amedrentaron y tardaron 8 encuentros en encajar un gol. Una vez terminada la primera vuelta, el conjunto ourensán, dirigido por Fernando Bouso, se aventuraba implacable en su meta de lo lograr lo nunca antes logrado.

Si bien es cierto que jugadores como Pataco, Túnez o Carballeda (quien acabaría pichichi de la competición con 38 tantos) ponían en bandeja las victorias, el club lo pasó francamente mal durante el último tramo de la temporada. Un gol en los instantes finales frente al Rápido de Bouzas y el gol olímpico en el minuto 90 contra el CD Lugo mantenían con vida la tan épica hazaña.

Finalmente, en el enfrentamiento número 30 del calendario, la SD Compostela recibía en el Santa Isabel a un equipo invicto. Los de la capital, dispuestos a acabar con aquella magnífica racha, plantaron cara y lucharon de tú a tú contra el líder.

No obstante, una leyenda de los micrófonos como Matías Prats padre narró bajo la lluvia un imparable y solitario gol de Túnez. Este tanto certificaba a la escuadra rojilla como único equipo en el territorio nacional en hacerlo. La afición estalló en cantos de júbilo y alegría, mientras los integrantes del equipo eran felicitados por diferentes personalidades del deporte nacional, así como por los propios rivales.

Aunque parezca de mentira, esta gran historia no tendría un final feliz. Tras pasar como primeros clasificados dentro del grupo de Tercera División, el CD Ourense se midió al Condal en su primer partido clasificatorio para ascender de categoría. Tras remontar un resultado desfavorable en Cataluña, los gallegos acabaron por pasar de ronda.

Días después, se verían las caras con el Ilicitano, segundo equipo del Elche. Con un empate sin tantos en el feudo de Galicia, el equipo de Bouso cayó finalmente en tierras alicantinas por 2 goles a 1, terminándose así su andadura en vistas al ascenso.

En contraposición, podrían estar contentos los de As Burgas, ya que fueron protagonistas de una gesta sin precedentes. 30 partidos jugados, 30 victorias. 98 goles a favor, únicamente 7 en contra. La liga perfecta. Y es que los pequeños grandes héroes del CD Ourense fueron, durante un tiempo, los invencibles del fútbol español.

 

Imagen principal: Diario As

Síganme en @rafacarpacho y sigan toda la información y actualidad en VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en Instagram: vp_deportivo

Deja un comentario