La Mejor Información Deportiva

La táctica del Nápoles para hacerse con la Coppa Italia

Fuente: SSC Napoli
0

El Nápoles derrotó a la Juventus en la tanda de penaltis para hacerse con su primer trofeo de la temporada. En VIP Deportivo analizamos sus fortalezas.

Tras eliminar al Inter en las semifinales con un empate bien defendido, el Nápoles dirigido por Gennaro Gattuso, se ha hecho con la Coppa Italia. Han derrotado a la Juventus tras una tanda de penaltis en la que no han fallado un solo lanzamiento. Cristiano Ronaldo desaparecido y no ejecutó disparo desde el manchón.

Más peligro, pero Buffon es Buffon

El peso de Gianluigi Buffon entre el marco de la Juventus debería haber jugado un papel definitorio en la final de Coppa. Realmente, fue muy efectivo el veterano arquero, quien durante todo el partido fue el estandarte de su equipo, el cual sufrió en demasía en la segunda mitad.

Tres atajadas del campeón del mundo hicieron que cualquiera pensara que la Juventus merecía ganar el título para honrar a su leyenda. En los últimos minutos; detuvo un disparo de Elmas sobre la línea, el Nápoles ya saboreaba el título, pero este tendría que definirse en los penaltis.

Si bien Buffon fue una muralla durante el partido, los tiradores del cuadro partenopeo no tuvieron inconvenientes en la tanda de penaltis. Cuatro penaltis lanzó el Nápoles y los cuatro tocaron red. Insigne, Politano (a quien casi le ataja el chut Buffon), Maksimovic y Milik; los nombres de los ejecutores que le dieron un nuevo trofeo a las vitrinas del San Paolo.

Meret al rescate

El joven arquero del Nápoles, admirador de Buffon (como cualquier portero italiano), tuvo una noche espectacular. Pese a la actuación de Ospina en semis cuando detuvo casi todo lo que le lanzó el Inter, Gattuso decidió alinear al prometedor cancerbero. Meret no decepcionó.

Apenas iniciado el partido en el Olímpico, un error en la salida del cuadro azzurro casi le cuesta un gol de Cristiano. El portugués tuvo una ocasión frente al arquero, pegó un derechazo letal, pero Meret con mucha compostura lo rechazó para evitar un gol de vestuario y por cierto, la mejor llegada del equipo bianconero en toda la noche.

Pero su admirable actuación no se detuvo ahí. De hecho, actuó cuando más era necesario: en los penaltis. El primer disparo estaba a cargo de Dybala, el argentino chutó y Meret adivinó a la perfección la dirección del tiro, evitando que la Juve se pusiera adelante en la tanda. Después, vio como el disparo de Danilo se marchaba por encima de su marco.

Un día de campo para Meret que en 90 minutos tuvo que actuar una sola vez y en los penaltis rechazó el gol de Dybala, lo cual, quizás, evitó que Cristiano Ronaldo tuviera la oportunidad de ejecutar el quinto penalti que hiciera campeón al equipo turinese.

Sólida dupla

Maksimovic y Koulibaly ofrecieron unas semis increíbles. Ambos centrales mantuvieron a raya al Inter para mantener el empate que finalmente les valió el acceso a la final. La solidez y compromiso de ambos contuvieron a la Juventus que no pudo llevar el peligro al marco de Meret. Recordaban a los días de Lucio y Samuel con aquel Inter.

Koulibaly ha sido siempre una bestia defensiva, la forma en la que mantuvo apagado en las semifinales a Lukaku solo era una breve muestra de su calidad como central. En la final, hizo que Cristiano y Dybala fueran invisibles. Maksimovic hizo de las suyas, incluso siendo mejor que el nacionalizado senegalés.

El aporte de Demme como un centrocampista de cualidades defensivas, permitió que el Nápoles fuera una muralla infranqueable para la Juventus que no hizo méritos para ser campeón.

Gattuso, el cerebro del Nápoles

Sin ofrecer un juego vistoso como aquel Nápoles de Sarri que era un espectáculo agradable a los ojos; Rino llevó a los suyos a coronarse merecidamente y qué mejor que ante su ex técnico. Con un juego pragmático, sencillo y repitiendo lo que servía, Gattuso encabezó pese a las dificultades a un equipo que necesitaba aire para continuar la temporada.

La mentalidad del equipo que rindió de la mejor manera posible, fue satisfactoria. Los jugadores respondían a Gattuso e hicieron su mejor juego, al cual solo le faltó el gol para definir la final antes de terminar el tiempo reglamentario. La garra y la entrega de los jugadores que se adhirieron al esquema del técnico campeón del mundo, fueron las razones por las que Gattuso terminó alzando su primer trofeo como entrenador.

Tomando un equipo en caída libre y con más dudas que aciertos, ofreciendo un fútbol más efectivo que atractivo; Gattuso se ha ganado el corazón napolitano y ahora es un equipo al que habrá de tomar en cuenta para las competencias que les resta por jugar.

 

Imagen principal: SSC Napoli

Síganme en @PArrivillaga_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario