La Mejor Información Deportiva

La suerte del descuento beneficia a todos

@FC_Barcelona
0

Artículo que desvela cómo el F.C. Barcelona también ha gozado de la suerte del Real Madrid que tanto critican los propios aficionados culés.

Cuando suena la música de la Liga de Campeones en los principales estadios de fútbol europeos, el Real Madrid aparece en el derroche de recuerdos del ser humano cuando recuerda cada instante de su vida visualizando la mayor competición de clubes del planeta fútbol. Al fin y al cabo, es el rival a batir al haber liderado el palmarés de Copas durante sus años de existencia.

Su impronta siempre causa fervor desmedido y bilis, sobre todo si eres blaugrana y ves cómo el F.C. Barcelona de Johann Cruyff tuvo una gran relevancia en la reinvención del fútbol, pero vio cómo el Real Madrid también comenzó a ganar las Ligas de Campeones a color, llegando a superar la de los propios culés. De este modo, quedó vigente la grandeza de ambos equipos, cuyas aficiones no dejan ni cesarán en su empeño de buscar argumentos que quieran anteponer a un conjunto por delante de otro.

Si hay madridistas que consideran que son el club más laureado por vencer la competición más exigente, siempre hay culés que argumentan con toda la razón del mundo que el F.C. Barcelona ha sido el club más regular del siglo XXI en término de títulos. El equipo catalán ha obtenido más títulos de Liga y Copa que el madrileño ante el cambio de milenio, llegando a vencer más clásicos que el Real Madrid. Mientras tanto, los blancos, en años como el 2000, 2002, 2016 o 2018 utilizaron la Champions para salvar la temporada.

Al fin y al cabo, el torneo europeo tiene «únicamente» quince partidos, siendo su mayoría de eliminatoria en el que la especulación suele premiar al espectáculo, y equipos madridistas de juego pobre como el de Anelka en el año 2000 o el de 2018 en decadencia con Karius cantando o chilenas sorprendentes colorearon las vitrinas del Santiago Bernabéu.

Por si fuera poco, cuando el Real Madrid ha mantenido la regularidad en ligas ganadas como la 2016-17 o la 2019-20, llegan las quejas sobre la intervención de los árbitros y, sobre todo, la «chorra» del Real Madrid por ganar partidos en el descuento, por ejemplo, en la primera temporada completa de Zinedine Zidane en el banquillo del Real Madrid. Victorias ante el Celta, Sporting, Betis o Deportivo de la Coruña hacen ver a los merengues como el equipo con más fortuna.

A diferencia de los blancos, es frecuente transmitir la idea de que el Barça, sobre todo desde la época de Johann Cruyff, levanta los títulos gracias a su juego y no interviene la suerte como factor diferenciador con respecto a la competencia. Pero como suele ocurrir en las mentes manipuladoras, es frecuenta dejar lagunas en la memoria histórica existente en una persona, sobre todo cuando toca compararse con el rival.

Cabe destacar que tres de las cuatro ligas vencidas por el «Dream Team» de Cruyff en las últimas jornadas con una gran influencia de la diosa Fortuna. Dos derrotas del Real Madrid en Tenerife (una in extremis) y un penalti fallado por el deportivista Dukic en el último minuto ante el Valencia provocaron que el Barça pasara del fracaso a la gloria.

Johan Cruyff y Josep Lluís Núñez, junto a los nuevos fichajes en una imagen de archivo

La situación no cambia excesivamente en Europa. Un gol de Bakero en la última jugada  ante el Kaiserslautern impidió un ridículo de los blaugranas en la edición de la Copa de Europa que levantaron. Por si fuera poco, Pep Guardiola vio como el equipo del sextete pisó la final de Roma habiendo marcado un gol en Chelsea por parte de Iniesta, y en su único tiro a puerta. Tampoco podemos olvidar cómo el Barça le levantó un 4-0 al PSG en la vuelta con un 6-1 certificado en el último segundo con gol de Sergi Roberto.

Pero este cúmulo de suerte no acaba en el pasado. La temporada 2020-21 de transición blaugrana por la incorporación de Ronald Koeman, la casi marcha de Lionel Messi, la dimisión de Josep María Bartomeu y la posterior llegada de Joan Laporta a la presidencia también es protagonista por las dosis de suerte del equipo en el terreno de juego. Remontadas en los últimos compases en Copa ante el Granada o el Sevilla o en Liga ante el Betis o Valladolid delatan cómo parte de la parroquia barcelonista no ha dejado de dictar un discurso hipócrita con el fin de herir al eterno rival.

A pesar de las enormes dosis de fortuna por parte de los principales gigantes españoles, no hay motivos por los que avergonzarse, ya que no existe victoria con la existencia de la dosis de la fortuna, o quizás la invocación hacia la justicia cósmica. Tal y cómo dijo Thomas Jefferson: “yo creo bastante en la suerte. Y he constatado que, cuanto más duro trabajo, más suerte tengo”.

 

Imagen vía: @FCBarcelona_es

Sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario