La Mejor Información Deportiva

La solución está en casa

0

Los jugadores que llegan de afuera al Barcelona como Griezmann o Arthur no mejoran a lo que ya tienen en el club con futbolistas como Riqui Puig y Ansu Fati.

El actual Barcelona no tiene remedio. Las cosas se han planificado y hecho rematadamente mal, y la realidad es que aún puede ganar esta Liga gracias a que tiene al mejor jugador del mundo y que está midiendo al peor Real Madrid de los últimos 10 años, pues si no posiblemente estaría luchando por entrar en puestos Champions. El problema no es el entrenador, sino el club. Distintas formas (Valverde y Quique Setién), mismo fondo. Pero el Barcelona de los próximos 10 años si tiene solución, y esa respuesta alentadora se encuentra, como siempre ha ocurrido cuando el Barcelona ha ganado títulos y además jugando muy bien al fútbol, en su propia casa.

La última etapa dorada del Barcelona fue la de aquel equipo inigualable dirigido por Guardiola. Pero, ¿cómo se construyo ese equipo? Lo primero fue pasar de trabajar con impulsos a hacerlo con una mirada lejana pero sin tampoco perder la perspectiva del presente. Lo segundo fue conocer lo que se tiene en casa. El Barca tiene en su cantera a lo mejor de Cataluña, de España, de Europa y del mundo entero, algo muy bueno y aprovechable tiene que salir de ahí. Y lo tercero fue que, si lo de casa era mejor que lo que venia o había afuera, pues se apostaba por lo conocido antes que por lo desconocido y peor. Adiós Ronaldinho, Deco y Toure, y hola Messi, Busquets y Pedro.

En los últimos dos años, el Barcelona se ha gastado 400 millones de euros en Coutinho, Dembele y Griezmann. A día de hoy, Coutinho está en Munich sin jugar, Dembele en la enfermería y en lo poco que ha jugado no ha rendido, y Griezmann es el quinto delantero de una plantilla ya corta de por si. Entonces, yo me pregunto si esos 400 millones de euros, que no son calderilla ni para el Barcelona, se pudieron ahorrar si los directivos y entrenadores hubieran girado un poco la cabeza hacia el Mini Estadi, hacia el mercado bueno, bonito y gratuito que tienen a 50 metros de sus despachos.

¿Arthur y Pjanic son mejores que Riqui Puig? No. ¿Griezmann jugando en banda izquierda y Braithwaite son mejores que Ansu Fati? Absolutamente no. Lo que viene de afuera no mejora a lo que se tiene en casa. Un club como el Barcelona con la prolífica cantera que tiene, o también os puedo hablar del Sporting de Gijón, no puede fichar a un jugador ‘extranjero’ que en un puesto determinado no sea mejor o mejore lo que ya tiene en el equipo o en el club.

Riqui Puig y Ansu Fati tienen que ser la base del nuevo Barcelona. Estos primeros años junto a Messi, y después siendo el tronco que sostenga un árbol del que deben salir ramas con los mejores talentos de La Masía y con los prototipos de futbolistas que no encuentras en casa pero que puedes conseguir fuera de ella. El Barcelona no tiene que ir desde afuera para acabar afuera, sino que debe comenzar desde adentro para, si es necesario pasar por afuera en un momento puntual, acabar dentro de casa.

El Barcelona no se está jugando la Liga, sino su futuro. Me da igual que por esto pierdan Liga, pues ya la ganaran otra vez el próximo año, pero Riqui y Ansu tienen que ser titulares. Y eso no seria un acto de valentía por parte de Quique Setién, sino un acto de honestidad con la realidad. Puig y Fati están mucho mejor que Arthur y Griezmann. Messi sonríe y disfruta con Puig y Fati porque estos lo hacen un aún mejor futbolista. El Barcelona volverá a sonreír si apuesta con todo por lo muy bueno y muy valido que tiene en casa.

Imagen vía: FC Barcelona

Síganme en @franyako y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario