La Mejor Información Deportiva

La regla de los tercios en el Shakhtar Donetsk en Champions

The World News
0

El Shakhtar Donetsk no ha logrado hallar el camino de la victoria en las dos primeras jornadas de la Champions League pese a su vistoso juego. ¿Qué le está faltando?

La llegada de Roberto De Zerbi al banquillo del Shaktar Donetsk ha aportado una seña de identidad al conjunto ucraniano realmente atractiva. Ver y analizar un encuentro del vigente campeón de Ucrania es un auténtico deleite para el amante del buen fútbol.

Un juego propositivo, nada pretensioso y totalmente óptimo en relación a las aptitudes de los jugadores que integran la plantilla. Nada de balonazos. Salida de balón controlada, con muchos movimientos en el segundo tercio del campo y mucha acumulación de jugadores, que desemboca en superioridad numérica. Bloque realmente alto, sólo hace falta ver el mapa de calor de los centrales, Marlon y Matviyenko.

Mapa de calor de Marlon en los dos primeros partidos de la Champions League (Sofascore)
Mapa de calor de Martviyenko en los dos primeros partidos de la Champions League (Sofascore)

Es ahí, donde, precisamente, el Shakhtar tiene más peligro. Difícilmente mejorables las aportaciones en esa zona del campo en fase ofensiva.

También destacable cuando toca defender. Se compacta el bloque y los once jugadores tienen la orden de posicionarse por detrás del balón, formando un auténtico enjambre e impidiendo que los rivales jueguen por dentro (esto se prolonga también en 1/3). No presionan efusivamente, evitando así el desorden y la cesión de espacios. Pone mucho empeño De Zerbi en ser el claro dominador en 2/3. Y lo suele conseguir. Esa parcela del Shakhtar está realmente trabajada.

Y, aún así, pese a ser dueños de la zona más importante del campo, donde el fútbol crece y se desarrolla, aún no han sido capaces de vencer en Champions. Ni siquiera han logrado anotar un gol. Y eso que han sido el equipo que más ha tenido el balón en su posesión (64%) durante las dos primeras jornadas. Y el sexto que más veces ha disparado (33). ¿Qué está pasando?

Para hallar la respuesta, debemos seguir hablando de tercios. Y de fases. Hemos dado el visto bueno al 2/3. El 1/3, aunque no lo hemos apenas mencionado, también obtiene un aprobado. Con balón en posesión, es una zona segura para dirigir el pase de seguridad tras recuperación o en situación de pocas ideas en 2/3. Además, pocos errores se cometen en salida de balón. Defensivamente, no muestran mucha debilidad en la zona, pues la muchedumbre de jugadores acumulada impide a los rivales crear un exceso de peligro.

El único pero de la fase defensiva es la dificultad en la recuperación en cualquiera de los tercios. Los ucranianos son el cuarto conjunto que menos balones ha recuperado en los 180 minutos iniciales de la competición (65) y el que menos entradas con éxito ha realizado (4).

La verdadera debilidad del Shakhtar es el último tercio, el decisivo, donde se marcan los goles y se ganan los partidos. La palabra «efectividad» va muy ligada al devenir de un conjunto en su trabajo en este espacio tan relevante. En zona de finalización el objetivo final es la efectividad. Hablemos de ella.

Los de De Zerbi son efectivos en los dos primeros tercios en su faceta combinativa. Con un 91% de precisión en el pase (líderes del ranking) o siendo el segundo equipo que más pases ha completado (1211), es inevitable catalogar de efectivo al conjunto ucraniano. Sin embargo, en el último tercio la efectividad no debe traducirse en pases, sino en disparos.

Destacábamos que los de Donetsk son el sexto equipo que más ha disparado. No obstante, de esos 33 disparos, sólo 5 han ido entre los tres palos. No están logrando ser resolutivos ni superar con determinación la línea defensiva de los rivales. Algo faltos de chispa, de veneno. 4 veces le han bloqueado un disparo a Pedrinho (sólo a Vinicius le han bloqueado más) y 3 a Maycon. Los pivotes no son muy partidarios de asomarse al borde del área y el mediapunta, Alan Patrick, no está siendo diferencial ni aporta electricidad.

Manor Solomon y Lassina Traoré son los mejores del Shakhtar en la parcela, pero ninguno de los dos está sabiendo echarse el equipo a la espalda y ser la figura diferencial. Además, la lesión aparentemente grave del ariete de Burkina Faso es otro factor perjudicial, pese a su poca notoriedad.

Esa abismal diferencia entre los dos primeros tramos (sobre todo 2/3) y el último es el verdadero problema del Shakhtar Donetsk. Obtener la pista de la efectividad es fundamental para hallar el tesoro de meterse en octavos de la máxima competición continental. A día de hoy y habiéndose jugado y un tercio de la fase de grupos, son colistas de grupo.

Imagen principal: The World News

Síganme en @ikersicr y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

 

Deja un comentario