La Mejor Información Deportiva

La perfección mediante la imperfección y la batalla artística

@realmadrid
0

Ensayo sobre la puesta en valor del espectáculo de los mejores encuentros disputados entre el Real Madrid y el Barça.

El clásico del fútbol español disputado entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona en la segunda vuelta de la liga 2020-21 supuso una final para los dos grandes de liga para seguir la estela de un Atlético de Madrid que aprovechó la discreta trayectoria de ambos en la primera vuelta, además de haber realizado un gran bagaje de puntos durante la misma.

No obstante, ¿por qué escogemos la palabra clásico? No solamente se tratan de los dos clubes más laureados de la Historia del fútbol español, también han sido partícipes del monopolio cultural, económico y social ejercido por parte de Madrid y Barcelona en territorio rojigualdo. Precisamente ambos no han dejado de competir a lo largo de la Historia por encabezar el liderazgo ibérico, o bien mediante centralismo o bien mediante una independencia a la carta.

Solamente es fútbol combinado con Arte

Parece que todas las problemáticas históricas entre la capital española y la ciudad condal siempre son expuestas cuando existe un partido entre el Real Madrid y el Barça. Pero si mucha gente dice qué es sólo fútbol, ¿por qué no nos centramos exclusivamente en el panorama futbolístico? Eurovisión solamente habla de voces, estilos musicales, vestuario y contraste de colores en la actuación, al igual que en Motociclismo se habla únicamente de estilos de conducción, obras de ingeniería o proyección empresarial.

Sin embargo, teniendo a dos de los mejores equipos del mundo, solamente queda disfrutar de dos estilo totalmente adversos. Porque la llegada de Ronald Koeman al F.C. Barcelona supuso la resurrección del cruyffismo mezclando intensidad, creatividad, meritocracia y cantera, mientras que el Real Madrid empleaba el cattenachio gracias a la presión alta, coberturas en búsqueda del fuera del juego junto a las transiciones y el fútbol eléctrico.

Ningún posicionamiento es en vano

Dos estilos chocaron como si de un combate mítico entre Groudon y Kyogre en el Pokémon Esmeralda se tratase. Las ocasiones fueron similares y ambos se mantuvieron totalmente cómodos en sus modus operandi, demostrando cómo dos tesis doctorales podían ser explayadas a la perfección. Porque la partida al ajedrez no la gana quién expone a más fechas dispuestas a atacar, sino quién está más seguro de la colocación de las mismas en búsquedas del objetivo final.

Imagen
@realmadrid

Y precisamente, el estadio Alfredo Di Stefano, que a pesar de ser prejuzgado como un «simple campo de entrenamiento», fue un escenario de una batalla sin cuartel en el que el azar optó por decantar la balanza a favor del Real Madrid. No era momento de alabar al lenguaje cautivador del Pan y Circo romano bañado en héroes madridistas, sino en una idea de fútbol capaz de competir contra otra en la que simplemente, ganaban las dos.

El capricho del azar cuando gana el espectáculo

Ganan porque bañaron la perfección en imperfección enclavaba en el terreno de juego cuando el esférico hizo sonar los palos y largueros durante numerosas ocasiones. Dicho sonido puede parecer el símbolo del fracaso, pero es el éxito de un espectáculo en el que pone por vencedores a dos equipos dispuestos a luchar hasta el final. Al fin y al cabo, Marcelo pudo sentenciar e Ilaix empatar en el descuento. Por tanto, vencieron las sensaciones mostradas, pero siempre y cuando van asociadas a un estado de ánimo.

Apenó escuchar a Jordi Alba diciéndole a Piqué que quizás no les daría para ganar la Copa del Rey. Aunque peor digestión tuvo la controversia arbitral perpetrada por los principales medios de comunicación capaces de pervertir el Arte. Porque una obra de Arte siempre acaba adquiriendo valor con el tiempo, y sin fluidez, la belleza no fluye como en un clásico que se posiciona en una Historia llena de derrotas con sabor a victorias y triunfos carentes del sabor triunfante.

 

Imagen vía: @realmadrid

Sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario