La Mejor Información Deportiva

La película de Lemar

0

Lemar está demostrando su talento porque ha sido capaz de adaptarse a los diferentes papeles que afronta un futbolista en su trayectoria

Cada una de nuestras vidas es una película. Nuestra vida, nuestra película. Una vida y una película llena de altibajos. Vivimos en un montaña rusa de la cual nadie nos puede ‘liberar’, y sólo nosotros somos capaces de convertirlo en un viaje feliz. ¿Cómo conseguimos que un viaje tan álgido sea un viaje feliz para quienes lo viven? Pues utilizando nuestra capacidad de adaptación. Saber adaptarse a momentos buenos y malos, adaptarse a momentos altos y bajos. Nosotros somos los actores de nuestra película, y siempre nos tenemos que adaptar a lo que nos demanda el director de nuestra película, que no es más que el momento. Si toca reír, trabajemos para seguir riéndonos. Si toca llorar, trabajemos para volver a reír. El Óscar de nuestras vidas no lo vamos a ganar siendo los mejores en la comedia, sino siendo los mejores posibles en todos los géneros.

Como la vida es el fútbol, y el fútbol es la vida, los futbolistas también viven su propia película. Una película corta pero muy exigente e intensa. Es una película sin respiro para sus protagonistas y para quienes la podemos disfrutar enfrente de la televisión. Y también muy exigente para los primeros porque el resto del mundo constantemente les demanda ser los mejores en lo suyo. La critica reina en el día a día porque los ‘críticos’ sólo valoran de manera positiva la victoria. El protagonista de la película de este artículo es Thomas Lemar, uno de los actores favoritos para los críticos ansiosos de encontrar carne débil.

Lemar, cuatro meses para convencer al Atlético

Es muy importante que seamos dominadores en cualquier aspecto de la vida. Ese dominio básicamente es nuestro talento. Pero es igual o más importante dominar las situaciones, impredecibles al momento de producirse, con las que nos vamos a encontrar sí o sí en algún momento de nuestra película. Para seguir brillando a través de nuestro talento debemos adaptarnos a los diferentes papeles que nos demanda nuestro director: el momento. En el fútbol pasa lo mismo. Un futbolista, por mucho que domine los aspectos técnicos, tácticos y/o físicos, no va a desempeñar un gran papel en su película si no es capaz de manejar las diferentes situaciones que se encuentra en su trayectoria. Situaciones convertidas en papeles. El papel de ser titular, de ser suplente, de no ser convocado y de estar lesionado.

Thomas Lemar, desde que hace casi 3 años llegó al Atlético de Madrid, ha vivido todos los papeles. Los odiados más que los deseados. Hoy el francés está siendo el actor principal de la película de sus sueños, pero para llegar hasta lo deseado tuvo que adaptarse y superar lo odiado, y a la vez necesario. Hasta hace nada, Lemar era carne de banquillo y de ‘meme’ para los aficionados. Una adversidad que lo normal es que acabe frustrando al futbolista, pero que nuevamente lo necesario es prepararse para poder superarla. No dormirse y estar preparado para competir día a día contra su nivel. Lemar hizo lo necesario, siempre ha hecho lo necesario en todos los papeles. Pero yo, como espectador, valoro más su adaptación al papel que ningún futbolista quiere protagonizar porque es el más difícil de todos.

Para conseguir el papel de sus sueños, Lemar convenció a quien tiene la última palabra para conceder ese deseado papel: Simeone. Esa oportunidad llegó a base de demostrar sus cualidades y su capacidad de superación, esfuerzo y compromiso total con el equipo. Llegó a base de la confianza por parte de Lemar de sentirse preparado para afrontar dicho papel. Llegó a base de un intercambio de confianza con Simeone. Ganarse la confianza del entrenador tras trabajar y generar esa confianza en el entrenador. Ahora, partido a partido y entrenamiento a entrenamiento, Lemar debe saber mantener esa confianza para convertirlo en un sustento. Un sustento que le permita ganar el Óscar de su propia película.

 

Imagen destacada vía: Atlético de Madrid

Síganme en @franyako y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.    

Deja un comentario