La Mejor Información Deportiva

La nula transparencia del muro cimentado

0

Moussa Wagué empezó (por decirlo de alguna manera) la temporada como supuesto reserva de Semedo en el lateral derecho. Dos meses después, no ha jugado ni un minuto y es uno de los habituales descartes de Valverde en las convocatorias. 

Aunque a los aficionados no nos guste aceptarlo, la verdad es que la transparencia en los grandes clubes jamás será absoluta. En cada contrato deben haber innumerables detalles que jamás conocerán la opinión pública. La actual directiva del Barcelona liderada por Bartomeu si por algo se ha caracterizado es por ser la antítesis de la transparencia; el caso Neymar es el máximo exponente.

El fichaje de Wagué fue absolutamente lógico en aquel verano de 2018. Un lateral derecho joven, talentoso y eléctrico que empezaría jugando en el filial y que subiría al primer equipo en poco tiempo para competirle el puesto a Semedo y, de este modo, «liberar» a Sergi Roberto para que vuelva a ser mediocentro. El joven lateral senegalés había sorprendido en el reciente (en aquel momento) Mundial de Rusia y fue un fichaje que ilusionó a la afición culé.

Wagué, De Jong y Sergi Roberto
Wagué, junto a De Jong y Sergi Roberto, en la presentación de la temporada 19/20 – Imagen vía: Getty Images 

Su año en el filial fue excelente. Se vio rápidamente que su sitio no estaba en 2ªB y en cuestión de un año se le dio un dorsal en el primer equipo; el ’16’, para ser más exactos. Tal y como se había vaticinado, su ascensión al primer equipo había «liberado» a Sergi Roberto y, como no podía ser de otra manera, consolidaba a Semedo como el lateral derecho titular del equipo. La gestión de este caso estaba siendo impoluta.

Empieza la temporada y Wagué se queda fuera de casi todas las convocatorias. Comprensible. En el Barça hay 21 jugadores y el senegalés es el que menos galones tiene. El problema llegó cuando los culés volvimos a ver, atónitos, que cuando Valverde quería dar descanso a Semedo jugaba Sergi Roberto, no Wagué. Uno empieza a sospechar cuando descubre que, de repente, en su equipo hay tres laterales derechos.

Valverde
Valverde dando instrucciones a sus jugadores – Imagen vía: Getty Image

Llevamos dos meses de competición y parece claro que el txingurri prefiere jugar con Sergi Roberto de lateral derecho antes que confiar en Wagué. Esta situación era totalmente evitable. Si se sabía de antemano que Valverde no iba a confiar en Wagué, ¿por qué no lo cedieron a cualquier equipo? Mejor jugar en un equipo de media tabla que no jugar absolutamente nunca. Y claro, las dudas empiezan a acumularse y uno no puede evitar pensar que aquí hay algo que no se ha contado.

Después de ver tantas y tantas operaciones cuestionables o, directamente, fraudulentas, la pregunta es obligada: ¿Tenía el contrato de Wagué una cláusula que le obligase a adquirir la ficha del primer equipo en cuestión de un año? A mí, pocas dudas me quedan.

Imagen principal: Getty Images.

Sígueme en @Dembousaso y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: vp_deportivo

Deja un comentario