La Mejor Información Deportiva

La ley del mínimo esfuerzo

0

La peor cara del Barcelona se ve cuando se pone por delante del marcador y se relaja.

Como ocurrió en Roma, Liverpool, Bilbao, Pamplona, Dortmund, Praga y en otras ciudades europeas, al Barcelona también le paso lo mismo en el Ciutat de Valencia. ¿Ha sido un accidente la derrota ante el Levante? No, es una preocupante tendencia. Una tendencia a convertir anécdotas en realidades. Una tendencia que lleva consigo el cada vez tener menos ideas, menos soluciones y sobre todo menos carácter, tanto en el terreno de juego como en el banquillo. El Barcelona no echa de menos a Xavi o Iniesta, sino a hombres como Puyol, gente que pegue unos necesarios gritos en estas situaciones.

Después de una insulsa primera parte, donde el Barcelona se adelanto en el marcador con un polémico penalti, se veía venir la remontada del Levante. El conjunto catalán salió empanado después del descanso y, como en muchos partidos de esta temporada y de las recientes campañas, su peor cara se ve cuando se pone 1-0 o 0-1 en el electrónico. Se relaja, en la mayoría de veces con la pelota, pero se relaja. Se aferra a la calidad individual, pero esta virtud solo sirve cuando entre ambos equipos existe una igualdad física. Y este no fue el caso con el Levante, que en la segunda parte no dejo de romper a un debilitado mediocampo del Barcelona. No está en su mejor momento, pero Busquets sigue siendo imprescindible en este Barcelona. Sergio ha sido suplente en Bilbao, Granada y Valencia, y el Barcelona ha perdido y bien en Bilbao, Granada y Valencia.

Imagen vía: FC Barcelona (web oficial)
Imagen vía: FC Barcelona (web oficial)

V-A-G-O-S. Ayer, como en Roma, Anfield….los jugadores del Barcelona fueron unos vagos. Los azulgranas en el Ciutat de Valencia llevaron a la perfección la ley del mínimo esfuerzo. Se dice que para robar la pelota hay que correr, pero no correr por correr, sino que ordenados y con sentido. Pero es que los jugadores del Barcelona no corren ni por correr ni para intentar robar el balón en campo contrario. Dirán los chicos de Valverde, como voy ganando al Levante y somos los mejores del mundo, pues ya me pongo a pensar en la final de la Champions League. Uno, dos y tres goles en contra en siete minutos y medio, y para casa bien calentitos. O eso espera el aficionado culé. ¿Buscaron la remontada? Si fue así, no se noto nada. Dando por perdido el partido a falta de 10 minutos para la conclusión del choque, y eso que son el FC Barcelona. Inadmisible.

Y como escribí en un reciente articulo sobre Koke y el Atlético de Madrid, el mejor reflejo del Barcelona es Gerard Piqué, tanto en las buenas como en las malas. Piqué debe estar tan ocupado con la Copa Davis, con asistir a programas de televisión y con hablar del sueldo de sus compañeros, que no tiene tiempo para entrenar y jugar bien al fútbol. El central está irreconocible, en un nivel muy bajo, pero al ‘presidente’ no se le puede decir ni ‘mu’. A quien si le caen palos es a Griezmann, que realiza una gran labor defensiva que no realiza casi la mitad del once titular, pero en el Barcelona no valoran esta virtud porque están afiliados a la ley del mínimo esfuerzo. Lamentablemente, si el francés quiere encajar en Can Barca, deberá ser más egoísta. Nada de trabajar y mucho de perrear…

 

Imagen principal vía: FC Barcelona (web oficial)

Escrito por: Francisco Rodríguez Collazo

Síganme en Twitter @franyako, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en nuestro Instagram: @vp_deportivo

 

Deja un comentario