La Mejor Información Deportiva

La lesión de Isco y la importancia de la planificación de la pretemporada

0

El malacitano aumenta la lista de lesiones en un equipo que sigue sumergido en el pozo de la mediocridad. ¿Una pretemporada más seria hubiera evitado este tipo de problemas?

«Eran pocos y parió la abuela». Eso ha debido pensar el cuerpo técnico al ver como dos de sus piezas más preciadas del mediocampo, Isco y James han sufrido lesiones musculares. Ambos se perderán el partido ante el Villareal y el paréntesis que tendrá la Liga por la jornada de selecciones.

Además, el virus FIFA puede acechar en las próximas semanas y provocar el número de bajas. Este hecho hace comprender una frase que dijo un sabio: «cualquier momento pasado fue mejor». ¿Y por qué? Pues muy sencillo, porque los tres años de Mourinho y el primero de Ancelotti hubo una plantilla corta en la que gran parte de sus jugadores traspasaban sus 30 partidos anuales.

Además, había una plantilla más corta, es decir, 11 titulares indiscutibles y 5-6 reservas que pudieran adaptarse a los distintos roles propuestos en el sistema de juego. Pero sin duda, el aspecto que diferencia a ambos como dos de los mejores entrenadores del Real Madrid en el siglo XXI es la exigencia demandada en pretemporada.

Aún rechina que Zidane y Sergio Ramos manifestaran el carácter «amistoso» del encuentro ante el Atlético de Madrid. Uno no duda que las victorias o las derrotas no definen tu estado de forma. No obstante, a falta de concentración e intensidad y ausencia de intentos por coordinarse el nuevo bloque han emergido en todos los encuentros.

Real Madrid - Valladolid

Por otra parte, aún recordamos la lección de humildad que dio Mourinho a los jugadores en la pretemporada 2010/11 diciendo que nadie tenía el puesto asegurado por su palmarés. Sin ir más lejos, Ancelotti buscó un fútbol más cruyffista. Los jugadores dieron muestra de una actitud necesaria para adaptarse a un sistema. Una prueba de ello es que julio empataron a 2 ante el Lyon. Semanas más tarde, venció sin miramientos por 3-1 al propio Chelsea de Mou. 

Es cierto que existen voces que culpan al staff técnico porque las lesiones han imperado durante las últimas semanas. Pero hay aspectos que también marcan la diferencia en esta problemática. Una de ellas es la falta de costumbre a la alta intensidad, ya que a la hora de ejercer la explosividad, las lesiones se apoderan de los jugadores. Por lo tanto, podemos confirmar que las bases del equipo no están asentadas. Este hecho  supone estar un tercer año atravesando un desierto que a día de hoy, carece de salida.

Imagen principal vía: Real Madrid

Por Victor Rivilla

Síganme en @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario