La Mejor Información Deportiva

La importancia de la confianza en uno mismo

0

El ya finalizado choque entre el Real Madrid y el Valencia nos ha dejado varias imágenes para el recuerdo. Comenzando con un gol de Marco Asensio recuperando su confianza en su regreso a los terrenos de juego, continuando con una finalización excelsa de Karim Benzema, la cual puso el broche a una noche redonda para el conjunto blanco.

No obstante, también pudimos ver a un Eden Hazard que no termina aún de encontrarse. El belga sumó una asistencia más dejando a Benzema solo frente al portero para anotar el primer gol del encuentro. A pesar de esto, hizo un partido discreto salvo algunos pequeños destellos. En cambio, una acción frente a Mangala lo nubló todo. Hazard intentó marcharse en carrera, pero el central desbarató la intención.

A partir de esta jugada no pudimos ver mucho más del belga, apenas entró en contacto con el balón y fue sustituido a nueve minutos del final del tiempo reglamentario. De hecho, antes de su salida recuerdo una acción en la que recibe pegado a la línea de banda con espacio para atacar, sin embargo, cedió el balón hacia atrás. Algo no iba bien.

Tanto Asensio como Hazard acaban de llegar de una lesión. El belga, está tratando de situar su nombre entre los más destacados de la vigente campaña, aunque aún está un poco falto de ritmo. Le falta esa confianza que le hacía verse como “el mejor del mundo” como matizó durante su estancia en el Chelsea. Esa que le hacia batir líneas y desbordar defensores provocando el caos en los planteamientos rivales. Esa confianza que desprendía como líder absoluto en la selección belga. Sin embargo, en el Real Madrid tiene a sus espaldas el legado de Cristiano Ronaldo, además de ser constantemente observado con lupa.

Por otro lado, el mallorquín logró su redención a escasos minutos de volver tras 330 días parado. La alegría del futbolista balear se hizo notable, además de la de todos los madridistas. Fue un momento bastante emotivo pues se lo merecía tras el duro calvario de la lesión. El de Palma de Mallorca es otro de esos jugadores donde debe relucir la confianza. Esta se hizo notar en escenarios como la Supercopa frente al Sevilla o más adelante, frente al FC Barcelona. Cuando está confiado, todo le sale.

Temporadas atrás hemos podido ver un Marco Asensio falto de ideas, sin intentos de disparos desde fuera del área o para superar rivales. Si es cierto que la lesión le ha podido resultar “útil” para volver más fuerte y motivado, sobre todo, cuando regresas anotando un gol y dando una asistencia. Su sonrisa lo decía todo.

Otro jugador para mencionar sí o sí es Vinícius. El brasileño no está falto de confianza, todo lo contrario, ya que cuando recibe y avanza con el balón parece que está jugando en su barrio, sin el peso que supone llevar la elástica blanca. Es increíble la evolución y metamorfosis que ha experimentado el futbolista, su toma de decisiones cada día es superior y ha mejorado en todos los aspectos de su juego; salvo, claro está, en la definición. Sin embargo, pese a ser inferior a su compañero de posición, su confianza le avala para ocupar, perfectamente, el flanco izquierdo.

La afición tiene que ser paciente con sus jugadores para que desarrollen dicha confianza. Zidane parece tranquilo pues si de algo destaca, por encima de todo como técnico, es por su gran habilidad para motivar a sus jugadores y aquí juega un papel fundamental tanto para recuperar al mejor Marco Asensio como para elevar, aún más, la figura futbolística de Eden Hazard.

La paciencia es la clave, como se suele decir. Yo confío totalmente en estos dos futbolistas y estoy convencido en que no tardarán en alcanzar el sumun de confianza y darnos alegrías al madridismo.

Imagen principal vía: Real Madrid CF.

Síganme en @TacticaIEden y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario