La Mejor Información Deportiva

La consistencia cherrie

0

El Bournemouth ha crecido exponencialmente, pero no tienen techo.

Bournemouth es una pequeña ciudad costera de Inglaterra.

En ella, el comercio pesquero es el dominante, pues la villa tiene hasta 15 kilometros de playa. En el centro de Kings Park, un pequeño pulmón verde cerca al centro, se encuentra el popularmente llamado Dean Court. En este terreno de juego disputa sus partidos el AFC Bournemouth un modesto club actualmente asentado en la Premier League.

Los cherries, llamados así porque su estadio se levanto en una antigua finca con cerezos, han ido escalando poco a poco hasta la máxima categoría del fútbol ingles. Su palmares es mas bien escaso, pues solo cuenta en sus vitrinas con los títulos de la League One y de Championship.

Todo en este club cuando llegó Eddie Howe al mando, su actual entrenador. En 2015, tras hacer un temporadon en Championship y ser ganadores de la misma con 90 puntos ascendieron por primera vez en su historia a Premier League.

El equipo fue adoptando un estilo propio reconocible, jugando el balón de muy buena manera, además de jugando un fútbol ofensivo muy atractivo. En esa misma temporada quedaron en novena posición, siendo la mejor del club en su historia.

Situándonos en la presente temporada que acaba de terminar, el Bournemouth nos deja varias pinceladas de un club bien organizado dentro y fuera del campo. Sobre el verde Eddie Howe ha conseguido formar un equipo solido defensivamente y con la suficiente mordiente de cara a portería.

Ryan Fraser y David Brooks han hecho las delicias durante esta temporada de los aficionados asistentes al Goldsans Stadium. El escocés ha sido un verdadero dolor de cabeza para las defensas rivales. Con apenas metro sesenta y tres de estatura Fraser tiene una agilidad tal de los mejores de Europa. 7 goles y 14 asistencias han sido los números del extremo.

Otra de las grandes sorpresas ha sido David Brooks. El joven galés de apenas 21 años es una de las joyas del fútbol de las islas. Desborde, velocidad y muchísima calidad. Ha sido objetivo en cada mercado de los equipos grandes, pues este chaval tiene muchas perspectivas de futuro.

Pero no solo son estos dos, si no que el bloque de Howe les hace un equipo muy complementado. Con Joshua King y Callum Wilson en la delantera, Nathan Aké en el centro de la defensa y Jefferson Lerma en la medular hacen del Bournemouth un equipo muy difícil de batir.

Su techo es de momento la Premier League, veremos si pueden ampliarlo en un futuro no tan lejano

Imagen principal: @afcbournemouth
Síganme en @AlvaroMateo31 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario