La Mejor Información Deportiva

La Champions y la final legendaria de Courtois

0

La Champions lograda por el Real Madrid en París tiene como héroe de la noche a Courtois. Vini marcó el gol de la victoria, sí, pero el recital del guardameta belga es para ponerlo en las escuelas. Una actuación que pasará a la historia del fútbol y de la Copa de Europa.

Courtois echó un órdago importante en la previa de la gran final. «Ahora estoy en el lado bueno de la historia». Pues bien, el belga, cierto, ya es historia viva del Real Madrid. No solo por ganar su primera Copa de Europa, que es para lo que vino al club blanco, sino porque su partido fue sencillamente memorable.

Mané y sobre todo Salah no olvidarán nunca la final y será complicado que no sueñen con el resto de su vida con este gigantón que les amargó la noche de París. Por encima de todas las paradas, hay que apuntar la del minuto 81. El egipcio controló el balón, se fue de Mendy y su tiro era gol, pero ahí apareció no se sabe muy bien cómo una mano del pulpo Courtois. Él gritó con rabia y sus compañeros fueron a abrazarle.

Era la última bala del Liverpool, que lo intentó a la desesperada y por todas las maneras, pero el muro belga del Real Madrid aparecía cada vez que su equipo le necesitaba, como toda la temporada. 9 paradas del portero belga en una final para la historia. «Nadie me iba a quitar las ganas de ganar la Champions, soy muy feliz», dijo Thibaut nada más acabar el partido.

Una actuación única

Al margen de las paradas, hay que destacar la autoridad del portero por alto, ante un rival que es especialista en meter balones muy complicados, con dos torres como centrales, pero siempre apareció el guardameta. Siempre decisivo.

El portero del Madrid ha sido clave en todas las eliminatorias de esta temporada. Ante el PSG, su penalti a Messi en la ida fue clave, como lo fueron sus dos paradas a Mbappé en la vuelta. Y ante el Chelsea, esa parada a Mount con 0-3 en el Bernabéu dio pie a la remontada que llegó con el gol de Rodrygo. Y ante el City…Ante el City mantuvo al Madrid de pie con un paradón a Grealish instantes antes de que Rodrygo marcara el empate a uno.

Y tras estas hazañas, faltaba la final. Y Courtois no pensaba dejarla pasar. Vivió todo el partido bajo un asedio y lo resolvió a base de paradones. Uno tras otro, hasta siete, hasta que el árbitro pitó el final y le dejó como héroe.

 

Imagen vía: @realmadrid

Por Damián Castilla Olivero

Síganme en @damiancasol y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en Instagram: @vp_deportivo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: